miércoles, 29 de julio de 2009

Diseñan un autotest para detectar problemas visuales

Un equipo especializado en discapacidad del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrolló esta idea para prevenir los problemas visuales y saber cuándo es hora de consultar al oftalmólogo
A partir de una iniciativa del INTI, y con la aprobación del Ministerio de Salud de la Nación, se diseñó un “Cartel de Lectura Oftalmológico”, que puede ser enviado por mail para su impresión en cualquier tipo de hoja con el objetivo de promover la realización del examen visual familiar y poder detectar eventuales dificultades, para realizar la inmediata visita al médico oftalmólogo.
Los técnicos diseñaron un cartel de lectura más simple que el que utilizan los oculistas para controlar la agudeza visual, y que se puede enviar por correo electrónico para aplicar en la escuela, el hogar o el trabajo.
"Cuando empezamos a estudiar cuáles son los problemas de discapacidad que más afectan a nuestra población, nos dimos cuenta de que el 22% de las discapacidades son visuales, lo que representa a unos 600.000 argentinos. Nos enteramos también de que en el país hay alrededor de 50.000 ciegos y, también, de que el 80% de esos casos podrían haberse evitado si se hubieran tomado las medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento oportunos. Enseguida, nos pusimos a pensar qué podíamos hacer", señaló el ingeniero Rafael Kohanoff, director del Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad del INTI.
Con el asesoramiento de la Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO) y el Consejo Argentino de Oftalmología (CAO), el equipo dirigido por este ingeniero comenzó a trabajar en el nuevo cartel. A los dos meses, el proyecto recibió la aprobación del Comité Nacional para la Salud Ocular del Ministerio de Salud. En septiembre se enviarán los primeros 3000 correos electrónicos hacia todo el país para iniciar lo que ellos llaman la "Cadena de la Buena Vista".
El símbolo elegido para el autotest fue la misma letra "E" que se usa en el clásico cartel con distintas letras que los oculistas todavía usan en la mayoría de los consultorios.
"Su uso es sencillo porque sólo hay que identificar hacia qué lado van las patitas de la letra E, que es de uso internacional. Lo más importante es que, para evaluar la agudeza visual, casi no se necesita verbalizar lo que se ve y permite hasta indicar la dirección de la letra con los dedos. Esto asegura que lo pueda usar masivamente la población, aun cuando no se sepa leer o escribir", dijo la licenciada María Eugenia Nano, representante de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera en el comité de la cartera sanitaria.
Esta nueva herramienta de autoexamen rápido, cuyos detalles se pueden consultar en el sitio web del INTI, cumple con otra condición que impuso el comité: que, una vez recibido, no se pueda modificar el formato ni el color al imprimirlo en tres hojas de tamaño A4.
Fuente: Instituto Nacional de Tecnología Industrial

1 comentario:

  1. que tal! me parece buenisimo el blog! estoy a punto de recibirme de kinesiologa en la UBA y la verdad es que me interesan muchos estos temas. exitos!
    www.maguigu.blogspot.com
    guillermina

    ResponderEliminar

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...