jueves, 9 de julio de 2009

Un hotel gestionado casi completamente por discapacitados

El Inout Hostel, un complejo hotelero cerca de Barcelona, en España, gestionado casi completamente por discapacitados -el 96% de los profesionales de su plantilla tienen algún tipo de discapacidad- acaba de cumplir su quinto aniversario.
Con motivo de este aniversario, se ha presentado el libro 'Welcome to Inout Hostel Barcelona, que recoge la trayectoria de este particular albergue, que rentabilizó en 3 años la inversión inicial de los 3 millones de euros que costó y que en 2008 logró una ocupación de más del 71 por ciento, superior a la media de los hoteles de España.
El hotel fue una apuesta de Icària Iniciatives Socials, entidad privada sin fines de lucro que desde 1976 trabaja en favor de la integración de personas con discapacidad por medio de otra empresa, Icària Arts Gràfiques, y que en 2004 decidió apostar por el sector servicios.
Hasta entonces la inclusión de discapacitados en el mundo laboral se centraba en el sector industrial, con lo que la apuesta por crear este concepto de hostelería, único en el mundo, suponía un reto importante, que finalmente resultó ser un proyecto de éxito de reconversión de empresa industrial al sector de servicios dentro de la economía social.
La idea inicial era ofrecer alojamiento y desayuno a un precio competitivo y en un entorno natural, pero el negocio se fue diversificando. "Mucha gente se acercaba a curiosear, por lo novedoso del proyecto; entonces se pensó en ofrecer comidas a la gente que no venía a dormir al albergue: hoy, el restaurante de INOUT tiene capacidad para más de 100 comensales, sirve una media de 40 menúes diarios y resulta complicado encontrar mesa los fines de semana sin hacer antes una reserva", comenta Pujol.Además del alojamiento y las comidas, Inout ha seguido diversificando sus servicios, y actualmente está apostando por las reuniones y convenciones de empresas, para las que se han habilitado y acondicionado salas especiales.En Inout trabajan 54 personas con discapacidad con una jornada laboral completa, en cuatro turnos, lo que diferencia al complejo turístico de otros proyectos similares existentes en diversos países de Europa, que funcionan como escuelas para discapacitados. El hotel dispone de 184 camas y todas sus instalaciones están adaptadas a cualquier tipo de discapacidad.El libro relata cómo ha evolucionado el hotel tanto desde el punto de vista social como del empresarial y económico, además de recoger anécdotas y testimonios de clientes y de los propios trabajadores con discapacidad intelectual del albergue.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...