viernes, 23 de octubre de 2009

Proponen una mateada para ayudar a la escuela Dinad

El próximo domingo 1º de noviembre, la escuela Nº 1146, Dinad, que trabaja con chicos que padecen discapacidad, llevará a cabo una jornada especial. Se trata una mateada con fines solidarios que tiene como objetivo recaudar fondos para reparar daños edilicios y mejorar las condiciones de los espacios en los que participan más de 120 chicos de hasta 22 años. Del encuentro, que se desarrollará a partir de las 15 en el Centro Tradicional El Hornero, Juan Manuel de Rosas 1147, participarán padres, docentes y alumnos. Aunque la invitación es extensiva y pretende lograr la integración de cualquier ciudadano que tenga ganas de participar y colaborar.
La mateada, que se desarrolla desde el año pasado, tiene además otro fin: contribuir a la conformación de una biblioteca. Hay espacio físico, pero faltan materiales, sobre todo si se tiene en cuenta que se necesitan elementos especiales acordes a las posibilidades de aprendizaje y consulta de los chicos. Por eso, con la venta de tortas, golosinas y bingos que la escuela pondrá en marcha ese día, se espera poder cumplir con esos anhelos. De la organización se destacan el desinteresado aporte de varias empresas locales que donaron mercadería y objetos para sortear y también la institución que facilitó el lugar.
En Dinad, las necesidades de reparaciones por el uso y el deterioro edilicio no dan tregua. El año pasado sufrieron la rotura de la calefacción central durante el invierno, viendo en riesgo la salud de los alumnos (los chicos con discapacidad son más propensos a las enfermedades respiratorias) y este año les resulta indispensable reparar con urgencia el tanque y las bombas de agua. “La gente siempre responde cuando se le solicita ayuda. Hay momentos que se hacen difíciles si se presentan muchas necesidades juntas. Pero por suerte cuando se cierra una puerta, siempre otra se abre”, comentó Daniel De Girolami, presidente de Dinad, quien además aclaró que un porcentaje de lo recaudado en la mateada se distribuirá a la dirección de la escuela y a la comisión de padres, para cubrir otras necesidades.
Trayectoria y compromiso. La escuela, que tiene más de 45 años de historia, atiende a chicos y adolescentes con déficits intelectual que no están en condiciones de incorporarse a establecimientos comunes. Residen allí durante jornadas completas. Asisten al comedor gratuito y participan de distintas actividades educativas según la edad. En los más chicos (hasta 3 años), por ejemplo, se prioriza la estimulación temprana, mientras que en los mayores de 14 se trabaja en talleres de formación y adaptación laboral. La particularidad es que la mayoria de los chicos que van a Dinad pertenecen a familias de escasos recursos económicos.
“Las carencias siempre están. En la escuela tenemos diferentes mecanismos a partir de los cuales se pueden ayudar tanto a la institución como a los chicos. Sucede que a veces las carencias son más que las ayudas. Pero lo más importante es que a ningún chico se le niega la posibilidad de asistir a la escuela”, dijo De Girolami. La referencia tiene relación directa al modo de gestión de la institución. Porque si bien es privada, la mayoría de sus alumnos no pueden pagar ni siquiera una mínima cuota mensual. Sino que por el contrario a veces es la propia escuela la que ayuda a la familia para que el chico no deje de ir.
Cómo ayudar. Existen diferentes maneras de colaborar con Dinad, ya sea a través del padrinazgo que algún particular o empresa decida hacer sobre algún chico, asociándose con el pago anual de una cuota accesible, y por intermedio de donaciones de todo tipo. Desde aportes económicos hasta ropa y utilitario. “La gente colabora de muchas maneras. Y cuando lo hace con donaciones, todo sirve siempre que esté en buenas condiciones. A veces nos interesa que la gente se acerque a la escuela y sepa de qué se trata. Hay quienes tal vez pasan por la vereda todos los días y no saben ni qué es”, dijo Di Girolami.
En esa actividad de promoción hacia el conocimiento de la institución también se enmarca la actividad del 1º de noviembre. La mateada solidaria será una buena excusa para recaudar fondos y poder sortear las urgencias. Pero también para favorecer la integración y el compromiso.
Quienes quieran participar de ese encuentro, aportar en la donación de materiales para la futura biblioteca o interiorizarse sobre las actividades y funcionamiento de la institución pueden acerlo dirigiéndose a la escuela, 9 de Julio 348, o comunicándose al 4400361.
Como sea
El año pasado la escuela Dinad contaba con un promedio de 90 alumnos. Este año la matrícula ascendió a unos 120 chicos y adolescentes. Muchos de ellos no pueden pagar una cuota mensual ni sustentarse los gastos. Sin embargo, siempre se buscan mecanismos para que esa escasez de recursos no impida la educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...