domingo, 16 de mayo de 2010

Es discapacitado y creó una patineta para ir a estudiar


Se llama Roberto y decidió que su problema no le impediría cumplir sus sueños. El joven padece un síndrome que no le permite caminar ni moverse, sin embargo con su patineta logró independizarse. Le puso amortiguadores, llantas más gruesas y freno
Con 29 años y seis semestres de ingeniería de sistemas, no hay cosa que le produzca más orgullo a Roberto Cortés que decir que, gracias a él, pudieron graduarse dos ingenieros mecánicos de la Universidad Nacional. Este fusagasugueño fue el inspirador del proyecto que les permitirá a los discapacitados moverse como en una especie de 'kart'.
Roberto imaginó el 'aparato' con motor que le serviría a él para moverse solo, se lo explicó a los estudiantes y ellos lo plasmaron en planos.
Esto está a la espera de que su inventor tenga el tiempo y la plata para armarlo, con la ayuda de un amigo.
Era, tal vez, uno de los sueños de Roberto, que desde su nacimiento sufre del síndrome de Sprengel, que no le permite caminar ni tener movilidad en sus manos. A los 20 años quiso salir y empezar a moverse por sus propios medios.
Dejó la silla de ruedas y creó una patineta con llantas gruesas y freno. La máquina pesa 30 kilos y con ella se transporta desde su casa hasta la Universidad de Cundinamarca, en Fusagasugá.
Su mamá, Clara Inés Contreras, le enseñó desde pequeño a desarrollar habilidades con su pie derecho, con el que se cepilla los dientes, escribe y hasta ensambla computadores.
'Es el hombre de la casa'
Aunque desde sus primeros días su mamá procuró que no saliera de casa y él mismo reconoce que se encerró durante siete años para evitar el rechazo, hoy no cambia por nada las clases en la universidad, las rumbas y hasta los partidos de fútbol con sus compañeros de la U.Su compromiso con la carrera es tal, que a pesar de que vive a 15 minutos de la universidad se levanta con dos horas de anticipación, pues ese es el tiempo que le toma arreglarse y viajar en la patineta.
Su hermana Sirley Cortés dice que es el hombre de la casa y que se la rebusca para llevar dinero. "Antes pintaba y dos de sus cuadros se vendieron en Europa", cuenta.
La independencia que tiene hoy es tan grande que hasta dice haber manejado carro. "Yo mismo creé un aparato para eso; lo preocupante es que todavía no he tramitado mi licencia", cuenta.
Además, con estudiantes de una universidad argentina, mejoró un software que le permite mover el ratón del computador con la cabeza.
Aún le faltan dos años para graduarse y ya tiene propuestas para trabajar, pero su sueño sigue siendo la mecánica automotriz, que prefirió no estudiar porque "requería mucho trabajo manual y podría ser complicado" para él.
Ahora, con cuatro proyectos encima, piensa medírsele a este nuevo reto.
Ha contado con el apoyo de la universidad
Roberto estudia ingeniería de sistemas en la Universidad de Cundinamarca, gracias a un convenio que tiene la entidad con el Icetex, que le ha ayudado a financiar la carrera y a recibir una mensualidad para estudiar.
Además, la institución en Fusagasugá, donde está su sede más grande, transformó las instalaciones para que el estudiante de sexto semestre se pudiera movilizar sin complicaciones.
"Hicimos rampas para entrar a los salones, a la biblioteca y a cualquier rincón del campus", explica Adolfo Polo Solano, rector de la Universidad. El directivo viajará mañana a Estados Unidos a visitar la Universidad de la Florida en busca de un tratamiento médico para Roberto o elementos que le faciliten la vida.

1 comentario:

  1. Hola muy importante tu notaªªª sabes como comunicarse uno con roberto para hacerle una entrevista???

    ResponderEliminar

Nueva terapia para personas con movilidad reducida en las manos

Washington  - Un grupo de científicos de la  U niversidad de Tel-Aviv , en Israel, descubrieron una terapia con gafas de realidad vi...