viernes, 2 de julio de 2010

Vuvuzelas e Hipoacusia

Las Vuvuzelas se han hecho famosas en estos días de Mundial. Comparten con la versión argentina de las canchas locales, la misma característica: ambas tienen la potencialidad de causar un trauma acústico.
Vuvuzela. Se trata de una trompeta plástica de diversos colores y de 61 centímetros de largo . El nombre viene del idioma zulú y significa "hacer mucho ruido". Estos elementos pueden llegar a causar cuadros de pérdida auditiva permanente. Una serie de controles realizados demuestran que este tipo de cornetas emiten un sonido de 127 decibeles, cantidad mayor a la de un tambor (122 decibeles) y la de una sierra mecánica o la de un silbato de árbitro (121,8 decibeles).
Uno de los elementos más lesivos en el complejo mecanismo de la audición es el ruido. Cuando este alcanza los 85 dB, y se mantiene en el correr del tiempo y el sujeto tiene una labilidad especial, se produce lo que se conoce como Hipoacusia inducida por el ruido. La lesión se da específicamente a nivel del oído interno en la zona de la cóclea, donde se produce una destrucción de células ciliadas de carácter permanente en los casos más avanzados. El trauma acústico es un cuadro clínico que se genera a partir de la exposición a un fuerte ruido, durante un cierto periodo de tiempo. La sintomatología puede ir desde la sensación de aturdimiento, presencia de zumbido en el oído, hasta la pérdida auditiva irreversible. En las canchas argentinas, además de las cornetas, se suma el uso de elementos pirotécnicos de estruendo.
El carácter solapado de su inicio, lo irreversible de este tipo de patología y los trastornos naturales que trae la Hipoacusia como ser el paulatino aislamiento del sujeto, nos hacen tener muy presente que esta es una enfermedad evitable si tomamos en cuenta ciertos códigos de prevención que no son difíciles de aplicar.
Si bien el comité organizador del Mundial de Sudáfrica evalúo la posibilidad de prohibir las vuvuzelas, éstas han sido permitidas por formar parte de la idiosincrasia local. Sin embargo, no ha faltado oportunidad para que diversos jugadores, entre ellos Lionel Messi, muestren su disgusto ante su uso, argumentando que el alto ruido les impide una comunicación eficaz.
Para el contexto argentino y desde la MAH recomendamos como medidas de prevención los protectores auditivos para la exposición a fuertes ruidos.
Comunicado elaborado con al colaboración de la Dra. Ledesma, Marta Mabel, Otorrinolaringóloga de la MAH, Especialista universitaria en Otorrinolaringología. MN 88316
Relaciones Institucionales
MUTUALIDAD ARGENTINA DE HIPOACÚSICOS
Tte. Gral. Domingo Perón 1654 - Ciudad de Buenos Aires
Tel. 4384-6111 4384-6111  int. 13 y 30- Fax: 5256-5626
Fuente: MAH

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...