sábado, 14 de agosto de 2010

Los otros juguetes


Las jugueterías argentinas están inundadas de mamás, papás, tías, abuelas que pretenden encontrar “el mejor” juguete para regalar el domingo –Día del Niño/a-, a los pequeños de la familia. En un mercado donde se producen objetos de consumo que responden sólo a los intereses publicitarios de turno, hay varias propuestas que se alejan del marketing televisivo basado en el hiperconsumo y ofrecen algo distinto.
Juguetes artesanales, únicos, hechos por manos expertas; juguetes esbozados para niñas y niños ciegos; juguetes diseñados por alumnos de escuelas técnicas para chicos con discapacidad; juguetes inclusivos, no sexistas, pensados para fomentar la no discriminación, e iniciativas para desterrar los juegos bélicos y violentos, son algunas de las iniciativas que se destacan en distintos puntos de Argentina.
¿Cómo elegirlos? ¿Cuál es el que puede sorprender y despertar curiosidad y sonrisas? Para Beatriz Caba, presidenta de la Asociación Internacional por el Derecho del Niño a Jugar, el juguete ideal “es aquel objeto que responde a las necesidades e intereses del protagonista del juego”. En un mercado dominado por la publicidad televisiva “poco se tienen en cuenta las necesidades de sus destinatarios, pero hay emprendimientos que se diferencian en este sentido. Lo artesanal volvió en materia de juguetes acompañado de mucha creatividad y consideración de las necesidades de la infancia. Les es difícil competir con lo masivo e industrializado, pero junto con la educación de una renovada conciencia lúdica, viene el poder elegir y decidir qué objetos son interesantes para el juego de nuestros hijos”, dice la especialista.
Rescate de lo artesanal
En plena crisis socio-económica, durante 2002, la docente Verónica Reguera y su familia, decidieron comenzar a producir juguetes artesanales. La importación de estos insumos estaba cerrada y vieron una oportunidad. “En estos ocho años –reconoce- nos pasó de todo, vamos aprendiendo de los errores y la verdad que crecimos mucho”.
Los juguetes AINÉ se vende en 200 puntos del país. Los productos son de diseño exclusivo, originales, hechos en tela, no tóxicos, realizados a mano, y apuntan “a estimular la creatividad y la participación de los chicos”, dice Verónica, al describir la línea que cuenta con sonajeros, didácticos, mantas, títeres y muñecos.
‘Elementos argentinos’, es un emprendimiento del fellow de Ashoka Fernando Bach. Allí se trabaja con materiales reciclables y lana de oveja o llama, la materia prima que utiliza para los distintos diseños que ofrece en su negocio, y que destaca con una serie de juguetes novedosos: “tenemos desde móviles para cunas hechos con materiales reutilizados, hasta caballitos mecedores en madera tallados a mano, ovejas hechas con lana natural y muñecas tejidas”.
Fernando explica que los productos “son únicos, de diseño, hechos a mano, con mucho color, y siempre refieren el norte argentino, lugar del que nos nutrimos para hacer nuestro trabajo”.
Inclusivos
Desde el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), están a punto de lanzar una línea de juegos y juguetes pensados para la estimulación temprana de niños y niñas con y sin discapacidad.
Leonardo Cruder, diseñador industrial del Centro de Tecnología para la Salud y la Discapacidad del INTI, detalla que se trata de pulsadores con luces, elementos para que los niños jueguen en el piso, ta-te-ti coloridos y con imágenes, pórticos para hacer ejercicios de equilibrio a los cuales se les pueden adosar distintos elementos, y peloteros con medidas de seguridad y contención.
Estos prototipos surgen del trabajo que el organismo estatal está realizando con 150 escuelas técnicas y centros de formación profesional. Son los alumnos quienes diseñaron estos objetos, bajo la supervisión de los especialistas del INTI.
‘Braillín’ se llama el muñeco que creó la maestra correntina Virginia Vallejo. Es de tela y tiene pelotitas que permiten a las niñas y niños ciegos ir aprendiendo la base del sistema de lecto-escritura Braille.
“Es un muñeco para chicos con y sin discapacidad. Pueden jugar con él e interactuar, porque los chicos que no tienen dificultades visuales comienzan a preguntar sobre los accesorios, y se genera un diálogo con los niños ciegos, que posibilita que se de el encuentro entre ellos”, cuenta la docente, quien lo fabrica a mano, a pedido. Hace envíos a todo el país y a España, Perú, Brasil y Chile.
La realidad, es que no consigue financiamiento para producirlos. Si bien ganó un concurso de la Fundación ONCE de España por su invento, no alcanzó para que surgieran personas interesadas en invertir en el juguete.
“Igual –cuenta- los sigo haciendo, incluso adapto el diseño de acuerdo a las necesidades de las personas, porque es una herramienta muy importante. El niño ciego que juega con Braillín, llega a la escuela con conocimientos del Braille”.
Rompiendo estereotipos
Yésica Lipinszki y Ana Correa se preocuparon cuando sus hijas comentaron cómo maltrataban a una nena de piel oscura en el jardín, y se cansaron de ir a buscar regalos en las jugueterías “porque los juguetes para las nenas repiten los roles típicos de ama de casa y mamá; no había juguetes que mostraran los otros roles que cumplimos las mujeres en la sociedad”. Y se animaron a crear “El Mundo de Juana”, con el asesoramiento de la diseñadora Paola Flores y el apoyo de IPA. Luego ganaron un concurso del Gobierno de la Ciudad, y hoy venden en locales de Capital y por el sistema de venta directa.
En “El Mundo de Juana” hay mujeres y varones con distintas características físicas y las más diversas actividades, y está compuesto por la protagonista que lee a Mafalda y le gusta armar barriletes; por Mía su mejor amiga pintora; por Juan su papá, que es cocinero y rockero; por Lupe la hermana mayor, ambientalista ella; Carola, la mamá que trabaja todo el día dentro y fuera de la casa y a quien se le puede elegir una profesión (periodista, folklorista o veterinaria); Miguel, fanático de los números, y el perro Ulises que le tiene miedo a los gatos.
Yésica reconoce que “es difícil competir en un mercado donde abundan juguetes importados baratos”, pero apuestan a la novedad de la propuesta para un sector que busca otro tipo de juguetes para sus niñas y niños.
No a los juguete bélicos
Las jornadas previas al festejo del Día del Niño/a, incentivaron los controles en jugueterías de Tucumán, porque en esa ciudad existe la ordenanza 3492, que prohíbe la venta o exposición de juguetes que constituyan réplicas o imitaciones de armas. Córdoba y Santa Fe, cuentan con disposiciones similares.
En Ciudad de Buenos Aires, se está debatiendo un proyecto de los legisladores radicales Claudio Presman y Rubén Campos que prohíbe la fabricación, la distribución, el acopio y la comercialización de juguetes que sean réplicas de cualquier tipo de armamento real, tales como armas de fuego, armas blancas y cualquier otra que, por su uso, incite a la violencia.
La iniciativa también prevé que el Ministerio de Educación de la ciudad debe instrumentar un plan de recuperación de la mayor cantidad de juguetes bélicos que ya estuvieran en poder de los particulares, y canjearlos por libros y otros juguetes que promuevan el desarrollo de actividades creativas pacíficas.
Además, propone multas de 1000 a 50.000 pesos, el decomiso de la mercadería y hasta la clausura del establecimiento para los casos de reincidencia, en caso de que no se cumpla la norma.
Beatriz Caba insiste en que el juguete “es un transmisor de valores, un intermediario de la comunicación, un facilitador de momentos mágicos, un estimulador de las inteligencias, siempre y cuando responda a las necesidades e intereses del niño según su edad y su cultura. Los juguetes tienen un valor muy parecido a los libros, con ellos se crece, se ensaya la vida adulta, se potencia la imaginación, se aprenden distintas destrezas, contenidos…”.

2 comentarios:

  1. Muy buena nota, me alegra saber que hay mas gente que se preocupa por el juguete de los niños que los ayudará crecer.

    ResponderEliminar
  2. Hola Verónica, mi nombre es Carol y es la primera vez que entro a tu blog, me encantó esta nota , te cuento yo soy una emprendedora que como vos considera importantísimo el papel del juego en los niños como el de rescatar lo artesanal de los primeros juguetes, es por ello y por mi formación, experiencias vividas con mis hijos, muchas sesiones de rehabilitación en fin , el año pasado me embarque en un emprendimiento que le dio un nuevo sentido a mi vida el de realizar artesanalmente juegos didacticos y de rehabilitación, te invito a conocerlos y espero seguir manteniendo un contacto con vos ya que tu blog te repito en muy interesante. te dejo el link www.unespacioparaeljuego.com

    ResponderEliminar

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...