lunes, 31 de enero de 2011

Buenos Aires y Barcelona se disputan la Sordolimpíada 2017

La decisión la tomarán el mes que viene en Eslovaquia representantes de 104 países del Comité Internacional de Deportes para Sordos. Los deportistas argentinos se destacan en taekwondo, judo y karate. Pero les falta apoyo.
La Ciudad de Buenos Aires compite con la española Barcelona para ser sede de los 23º Juegos Olímpicos para Sordos (Sordolimpíada) de 2017. Miembros del Comité Internacional de Deportes para Sordos visitaron ambas ciudades y chequearon su infraestructura para someter esa información a la decisión final, que se conocerá el mes que viene en Eslovaquia y estará a cargo de representantes de los 104 países del comité.
Desde 1924, los deportistas y atletas con una pérdida auditiva superior a los 50 decibeles encuentran en estos Juegos Olímpicos una posibilidad de desempeñar su tarea con las mismas ventajas y desventajas que sus compañeros.
Con el apoyo del Instituto Nacional de Promoción Turística porteño y la misión técnica de la compañía Indexport Messe Frankfurt, el ex voleybolista y actual titular de la Confederación Argentina Deportiva de Sordos (CADES), Horacio Aleva, recibió al británico Craig Crowley, ex miembro y técnico del equipo de fútbol inglés para sordos y actual presidente del Comité Internacional, quien advirtió que “sería una buena oportunidad para que la Argentina sea la primera sede en Latinoamérica de olimpíadas para sordos”.
–¿Cómo surge la idea?
Horacio Aleva: –Cuando viajamos a la Olimpíadas de Taipei, en 2009, el secretario de la Confederación –Rubén Torre–, me contó que había una persona interesada en organizar las olimpíadas en el país. Para mí era impensable, ya que pensaba terminar mi mandato en esos días, después de nueve años, para poder abocarme a cosas personales. Pero me entusiasmé y acepté continuar para cumplir con este sueño.
Craig Crowley: –Necesitamos infraestructura, seguridad y los mismos requisitos que pide el Comité Olímpico Internacional. Es mi primera vez en la Argentina y siento que este es un país muy cálido y que la cultura no duerme.
–¿Por qué es importante que haya una olimpíada para sordos?
CC: –Los sordos no podemos competir en los Paralímpicos porque no tenemos problemas físicos. Nuestra diferencia fundamental es la comunicación, pero no es una barrera. Por ejemplo, en natación, para que los nadadores se tiren al agua se dispara una bala. Nosotros, en cambio, tenemos luces en los andariveles que indican cuándo tirarse. En el fútbol, el referí no puede usar silbato sino banderilla. Pero jugamos con el mismo reglamento. Nuestro eslogan dice: “Igualdad de acción para las personas sordas.”
HA: –En las Olimpíadas de invierno de 2007, había hóckey sobre hielo. Como los referís no podían levantar la banderita porque los jugadores estaban mirando la bocha, cuando había foul, unas luces intermitentes les indicaban que dejaran de jugar.
–¿Y el nivel de los argentinos?
HA: –En taekwondo, judo y karate ganamos muchas medallas. En fútbol tenemos muy buen nivel pero el gobierno no puede pagar para llevar a los 22, sino a 16 o 17 y eso nos deja en inferioridad de condiciones. No alcanza para becas, premios y sponsors. Si se hiciera acá, podríamos preparar a los adolescentes. La Olimpíadas de Vancouver dejaron una ganancia de ocho millones de dólares.
Link:
http://tiempo.elargentino.com/notas/buenos-aires-y-barcelona-se-disputan-sordolimpiada-2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...