viernes, 21 de enero de 2011

No lo habilitan como docente de Educación Física por ser discapacitado

Su caso es uno más en un país que no ha podido aún eliminar los prejuicios y la discriminación. Lucha para que le den el título que lo habilita para enseñar pero hasta ahora no ha podido. No llegó a la Justicia pero no descarta esa vía. Cuando reclama por su derecho, la respuesta es "prejuiciosa".
Su nombre es Emiliano Naranjo, reside en Ituzaingó, y hace "casi tres años, a pesar de ser diagnosticado con parálisis cerebral desde mi nacimiento, logré graduarme como licenciado en Educación Física en la Universidad Nacional de la Matanza, sentando así un primer precedente en relación al ejercicio docente de personas con discapacidad en Educación Física".
Así se presentó vía e mail y que motivó luego una entrevista radial con FM 98 POP. En diálogo con "Un Cacho de mañana", Emiliano Naranjo reafirmó lo mismo y añadió que "desde que me gradué, con plena conciencia de lo que hacía, empecé a exigir que se me otorgue el título de profesor, titulación que me es negada por ser persona con discapacidad".
Obviamente, al no permitírsele acceder al mismo, se le dificulta el acceso al empleo, "sin importar, -dice- la referencia que se tenga sobre la temática de discapacidad. Lamentablemente, al poco tiempo de haber iniciado este camino comencé a darme cuenta que lo que me sucedía no era solo una situación particular, antes bien, era una situación tristemente esperable para el colectivo de las personas que represento, esto es, el colectivo de las personas con discapacidad".
Sostiene que "según las últimas estadísticas oficiales el 2,7 de la población argentina tiene algún tipo de discapacidad. De ellas, cerca del 90 % de quienes se encuentran en edad laboral, están desempleados, a pesar de que existe expresa normativa que obliga al Estado y alienta a privados a emplear personas con discapacidad.
Emiliano quiere trabajar como docente en Educación Física y lucha para que la Universidad de la Matanza le otorgue el título habilitante para poder desempeñarse en la docencia. Hasta ahora inició una acción de reclamo administrativa, la Universidad le rechazó el pedido a través de su área legal y técnica, y le queda la vía judicial pero para ello debería tener una respuesta del mismo rector. A todo esto, el Inadi, dijo, "avaló mis argumentos y me acompaña en mi reclamo".
El derecho a enseñar
Emiliano Naranjo está llevando a cabo una lucha que puede sentar un importante precedente en la Argentina. "La UNLM no me quiere dar el título de profesor y esto tiene que ver con que la educación física en el país, hasta donde hemos podido investigar, no permite que personas con discapacidad puedan ejercer el rol docente en esta área. Esto se apoya en un prejuicio. De alguna manera hay una corriente que para poder enseñar un ejercicio o movimiento uno tiene que poder mostrarlo y ese argumento se cae cuando vemos que hay docentes dando clases en el patio de la escuela que tienen 30 años de antigüedad y sus realidades corporales no son la misma que cuando se recibieron o comenzaron su carrera. Es un argumento bastante absurdo, y esto que digo yo fue validado por el Inadi que sacó un dictamen que ese tipo de posturas son discriminatorias".
Luego profundizó sus conceptos. "Aquí, la educación física es considerada en un sentido netamente físico y que su pedagogía solamente pasa por el cuerpo. El problema que me trae esa negativa a la titulación es el acceso al empleo. Según las últimas estadísticas oficiales, el 90 por ciento de las personas con discapacidad en edad laboral están desempleadas. A pesar de que existe expresa normativa que obliga al Estado y alienta a sectores privados a emplearlos. Según la ley 22.431, el Estado nacional bajo esta ley se compromete a contratar un 4% de personas con discapacidad. En el sector privado, según esta norma es alentar a través de una reducción de impuestos de hasta un 70% por emplear personas con discapacidad. Además -añadió- el artículo 14 de la Constitución Nacional dice que toda persona tiene derecho a enseñar y aprender".
Apuntó además que se habían intentado "una serie de acercamientos con la Universidad y cuando eso no se logró (que le extendieran el título de profesor) buscamos que el Inadi tomara cartas en el asunto, ofreciéndose a mediar avalando esta postura que yo estoy argumentando. El Inadi sacó un dictamen a favor de mi persona diciendo que efectivamente he sido discriminado al negarme el título de profesor de Educación Física. ¿Con qué argumento?, con que esta disciplina tendría una carga práctica con la cual yo no podría cumplir".
Emiliano Naranjo no tiene dudas que "el argumento de la Universidad es insostenible. Pero en el foco de la Educación Física universitaria argentina, cuando una persona tiene problemas de movimiento no podría estudiar esta carrera. La posición es absolutamente falsa, y hay un montón de cosas que están enraizadas en prejuicios sociales y que es necesario que podamos trabajarla".
Más que prejuicio, habría en esta posición contraria a la de Naranjo una postura llena de una carga ideológica filo nazi-fascista o de exaltación de lo físico. Emiliano coincide con ello: "estoy de acuerdo. Estamos muy atrasados para poder tomar otro tipo de concepciones, para ver de qué manera poder cambiar esto y tratar de cambiarlo".
Mientras iniciaba una acción administrativa vía Universidad, también puso en marcha una campaña de firmas en la página EFDeportes.com. y aguardan la respuesta expresa del rector de la UNLM para ver si siguen o no por la vía judicial.
"La campaña ha despertado el interés de otros países -señaló-. En México hay personas con discapacidades motoras ejerciendo. Sería importante, entonces, que la gente pudiera sumarse con su firma", exhortó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...