lunes, 9 de mayo de 2011

Historia de Sara Reinertsen


Es un logro espectacular para cualquier ser humano culminar una competencia de Ironman que consiste en nadar 3.8 kilómetros en mar abierto, correr 180 kilómetros en bicicleta y 42.2 kilómetros a pie, todo en un solo día en Hawai; pero hacerlo con una pierna natural y una prótesis de alta tecnología, es simplemente extraordinario.
 ambién participante de The Amazing Race en su temporada 10 y miembro más joven del equipo paralímpico estadounidense en Barcelona 92 Sara comentó las adversidades que la impulsaron a luchar por lo que ahora ha obtenido: A lo largo de mi vida, creciendo rodeada de deportes en los que no estaba incluida, siempre quise probar que podía hacer de todo en lo que me propusiera. Vi a muchos hombres con prótesis haciendo estas cosas y sabía que yo también podía hacerlo; hay mucha gente discapacitada que ha completado el Ironman y creo que le estamos enseñando al mundo lo que es posible y que cualquiera puede hacerlo, si pones te enfocas totalmente en lo que te propones.
 Amputada desde los 7 años, Reinertsen a pesar de no tener una pierna valora su cuerpo como un tesoro: Siento como si mi cuerpo fuera un regalo y creo que tengo que usar lo que se me ha dado y no me siento triste de que tengo sólo una pierna, mira, tengo mis dos brazos y tengo mi otra pierna, tengo mi mente y tengo mi espíritu y quiero hacer lo más que se pueda en mi vida, en lo que estoy aquí viviendo en este planeta (...) cruzar la línea final del Ironman es una de los más increíbles sentimientos en el mundo, esa siempre es mi motivación, llegar a la línea final sin importar lo demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...