miércoles, 15 de junio de 2011

Fertilidad y embarazo en Lesión Medular y Espina Bífida


 En el último artículo hablamos de forma individual del embarazo en las personas con Esclerosis Múltiple (EM), este artículo aúna la Lesión Medular (LM) y la Espina Bífida (EB), no porque estas últimas afecciones sean menos importantes o interesantes, sino porque ambas comparten, como veremos a continuación, muchas de las características referentes a la fertilidad y embarazo.
Fertilidad
La producción de semen está regulada hormonalmente por vía sanguínea por lo que en realidad no existe un deterioro directo en la fertilidad producido por la lesión medular o espina bífida.
Sin embargo, si es cierto que en muchos casos existen factores indirectos que pueden dificultar la fecundación. La alteración en la expulsión del semen así como las frecuentes infecciones urinarias, son dos de los más importantes.
La afectación del Lesionado Medular o Espina Bífida es diferente en cada lesionado, por lo que la alteración en la emisión puede darse de diferentes formas, afectando más o menos a las posibilidades de fecundación.
Algunas de las combinaciones posibles son:
  • No se produce la erección pero si la eyaculación.
  • Se produce erección pero no eyaculación.
  • Hay posibilidad de alcanzar el orgasmo pero no de eyacular.
  • Si se eyacula pero no hay sensación subjetiva de orgasmo.
  • Se produce eyaculación retrógrada, es decir, existe la emisión de semen pero al interior de la vejiga urinaria, no expulsándose al exterior. Esto se debe a la coordinación deficiente entre los esfínteres como resultado de la lesión.
Las técnicas de inseminación han evolucionado de forma asombrosa aunque en muchos casos estas son costosas y no se puede garantizar el resultado. No obstante, la realidad es que las clínicas de fertilidad aseguran que las posibilidades del éxito de estas intervenciones son las mismas independientemente de tener algún tipo de LM o EB.
Cada una de estas situaciones comporta un tratamiento diferente, pero en última instancia es en la unidad de urodinámica donde se debe estudiar cada caso y asesorar al paciente sobre las posibilidades reales de lograr un embarazo.
 Embarazo
En el caso de la mujer, no hay ningún tipo de trastorno de infertilidad asociado a la lesión medular o Espina Bífida. Siempre que ésta tenga un ciclo menstrual normal, no tiene porque existir dificultar, aunque es imprescindible el seguimiento médico exhaustivo en el proceso de planificación, embarazo y parto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...