jueves, 30 de junio de 2011

La importancia de la fonoudiología en niños Down



La participación de un fonoaudiólgo en el tratamiento de niños con síndrome de Down es necesaria desde el nacimiento, en el marco del diagnóstico temprano y el trabajo interdisciplinario, según especialistas de esta profesión
La Regional La Plata del Colegio de Fonoaudiólogos abordó el tema al presentar los últimos adelantos en materia de tratamiento de niños con síndrome de Down y las nuevas técnicas sanitarias.
Un informe de la entidad precisa que ante el nacimiento de un niño con síndrome de down es clave la atención temprana, mediante un equipo de profesionales, para realizar acciones optimizadoras o compensadoras dirigidas al pequeño y a la familia y su entorno.
Al presentar las conclusiones de una Jornada de Actualización Porfesional, la fonaudióloga Noemí Díaz sostuvo que es primordial en los equipos de prevención primaria la participación de un fonoaudiólogo, para abordar las características del síndrome desde la perspectiva de su profesión.
También es importante en la prevención secundaria, continúa, "integrando los centros de Atención Temprana del Desarrollo Infantil (ATDI), que en algunos casos dependen del ministerio de Salud o de la Dirección de Escuelas bonaerense".
Aquí la tarea es fundamental -apuntó-, porque el fonoaudiólogo realiza la evaluación de las funciones deglutorias (muchas veces afectadas debido a la falta de fuerza muscular que impiden la succión), respiratorias, de la audición, como también la detección de indicadores de riesgo agregados" relacionadoscon el lenguaje.
Tras precisar que el desarrollo infantil es el fruto de la interacción entre factores genéticos y factores ambientales, explicó la profesional, aseguró que la participación del fonoaudiólogo es necesaria desde el nacimiento, en especial en la succión, que en este tipo de pacientes puede estar alterada.
Que el niño pueda succionar el pecho materno, es importante no sólo para su alimentación sino para el vínculo de apego, el cuál será determinante para el desarrollo posterior del bebé.
La terapia fonoestomatológica (el trabajo relacionado con los músculos involucrados en la deglución y la pronunciación como labios, lengua, velo del paladar, mejillas) ayuda a mejorar la alimentación, pero también ejercita para el futuro desarrollo del habla", dijo.
Además, "corrige la postura lingual con el consiguiente cierre bucal, ayuda a la instalación de una respiración nasal y mejora la ventilación de los oídos, afirmó Díaz.
El desarrollo del lenguaje, tanto en el aspecto comprensivo como expresivo, está específicamente desfasado, pero una intervención temprana con tratamiento fonoaudiológico podrá evolucionar y permitir un mejor desenvolvimiento en el área de la comunicación oral e incluso a nivel lecto escrito, consideró la experta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...