viernes, 17 de junio de 2011

Terapia asistida con animales


 
Las T.A.C.A (terapias asistidas con animales), conforman un impulso interdisciplinario que han generado con mayor fuerza desde la década del setenta, un movimiento mundial dentro del cual se rescata el aporte que desde la vida brindan animales - mascotas y animales de granja- en beneficio de diferentes poblaciones (ancianos, adultos y niños), abordándolos desde la prevención primaria, secundaria y terciaria. Numerosas investigaciones realizadas desde las ciencias de la salud han dado origen a un cuerpo teórico que respalda a las TACA.
Básicamente su objetivo es la recuperación de la salud de las personas y el logro de mejoras en su calidad de vida. Se expondrá la experiencia iniciada en el mes de marzo los pacientes de Cosechando Tiempo participan del Proyecto Vínculo con la Vida. quienes comparten experiencias, exploran otros posibilidades sensoperceptivos, nuevas alternativos de aprendizaje, comunicación e interacción.
Desarrollo
Desde épocas remotas los animales han acompañado al hombre en su evolución, dejando su impronta en el arte. objetos de uso diario, literatura, rituales, celebraciones, creencias y costumbres. Le han servido, les ha temido, se adueñó de ellos. Imágenes de animales domésticos o salvajes, reales o imaginarios- nutren las raíces del folklore, los cuentos, historias, fábulas y hasta nuestros sueños.
Las diferentes emociones que generaban su cercanía fueron modelando un mundo pleno de vínculos con la naturaleza, con la VIDA. Cuando el temor a lo desconocido dejó el lugar suficiente para un contacto más cercano con otros seres vivos, el hombre comenzó a nutrirse de lo compañía de animales y los domesticó.
Aprendió a utilizarlos, a entenderlos, a quererlos, descubriendo una formo de comunicación que antecede a las palabras. Disfrutó de los beneficios de la cercanía de algunos animales: su calor, la protección que podían brindarles, y aprendió también a valorar cualidades particulares como la fuerza, capacidad de carga, de resistencia, astucia, tolerancia, agudeza auditiva o visual entre otras.
En la terapia asistida con animales interactúan personas y animales, generándose un vínculo entre ellos que posibilita un acercamiento hacia la naturaleza y un redireccionamiento de comportamientos en sentido terapéutico, sumando credibilidad a los creencias de siglos que sugieren que "la asociación de la gente con animales y el ambiente natural contribuye, favorece y estimula a la salud total y el bienestar". Este especial estilo de comunicación que se establece entre la persona y el animal facilita la libre expresión de lo capacidad lúdíca y de emociones, con las oportunas intervenciones del terapeuta ; exploran otras posibilidades sensoperceptivas. alternativas de aprendizaje, comunicación e interacción.
Delia Carro Evangelista propone al animal como un elemento de transición hacia la cultura humana, y postula que las mascotas actuarían como facilitadores que se insertan dentro de un proceso de integración a la vida cotidiano y a la cultura de la comunidad. Los historias de vida, las experiencias previas con mascotas en el seno familiar, son evocadas y actual izadas en el contacto con un nuevo animal. El vínculo que se establece se transforma en uno de los pilares de la técnica.
En Europa,  países como España, Inglaterra y Alemania fueron los pioneros en la utilización de animales como terapia para diferentes patologías, contando en la actualidad con centros de investigación y de formación en la especialidad. En Estados Unidos la experiencia en este tipo de terapias ha generado nuevas líneas de investigación e inclusión de servicios dentro de hospitales, residencias geriátricos, establecimientos educacionales, servicios penitenciarios y otros.
Lo amplia difusión que actualmente recibe esta terapia se pone de manifiesto al efectuar una simple búsqueda en Internet de instituciones (asociaciones, fundaciones, grupos voluntarios) que han elaborado completos programas de TACA: las diferentes variables investigadas relacionan los beneficios de tipo fisiológicos, psicológicos y sociales que evidencian las personas, con la implementación de actividades seleccionadas y sistematizadas realizadas con animales -perros, gatos, cobayos, aves, animales de granja y otros-.
Latinoamérica también ofrece uno vasta referencia de centros  especializados, y la Organización Panamericano de la Salud recomienda su inclusión como estrategia de salud'. Desde lo salud mental, las TACA también se transforman en una estrategia de abordaje ya que ... "es fácil comprender por qué funciona. Es muy importante tener relaciones y los animales ayudan. Esta cercanía involucra mucho más que meramente el tacto o el contacto físico, sino que incluye también el acto de cuidar a una mascota y en definitivo, de construir vínculos.
En la Argentina, desde 1990 se desarrolla con excelentes resultados en Capital Federal el Programa “Cuidar Cuidando”, entre el Hospital Carolina Tobar García y el Zoológico de Buenos Aires, concebido por un equipo interdisciplinario y destinado a la infancia y adolescencia. Servicios de rehabilitación con caballos (hipoterapia y equinoterapia) se han incorporado en varias ciudades del país, incluida Mar del Plata. El hospital "Pedro de Elizalde" ex Casa Cuna, de la ciudad de Buenos Aires es el primer hospital público de toda Latinoamérica donde se utiliza la zooterapia como técnica de rehabilitación que se usa en chicos con trastornos graves; desde la formación, se dicta una cátedra de zooterapia dependiente de la Universidad Nacional de La Plata, y se han dictado en el país numerosos cursos de especialización interdisciplinaria o cargo de ONG's nacionales e internacionales.
En los inicios del nuevo siglo, el redescubrimiento a nivel mundial de los beneficios que produce el contacto con mascotas, han potenciado a las TACA y posibilitado su inserción institucional como complemento de las terapias tradicionales
Desde la Terapia Ocupacional. con una mirada que pone el acento sobre los aspectos psicosociales y culturales de la ocupación del hombre, considerando conceptos tales como ambiente, valores, intereses, destrezas, hábitos y roles, y entendiendo a la ocupación como toda actividad que la persona desarrolla de una manera única y propia, basada en sus creencias, preferencias, experiencias, ambiente socio-cultural y en modelos de conducta adquiridos a lo largo del tiempo, el desarrollo de actividades con animales propone la instrumentación de las mismas en función de:
   Brindar estímulo al establecimiento de relaciones sociales
  Favorecer estados emocionales benéficos (alegría, sentido del humor, serenidad, confianza)
  Colaborar en el manejo activo del estrés
  Generar espacios y motivos de encuentro con otros miembros del grupo familiar
   Proveer diferentes estímulos sensoperceptivos (tacto, olfato, vista, oído)
  Estimular intereses, curiosidad y capacidad de asombro
  Promover la creatividad
  Propiciar la adquisición de confianza y autocontrol
  Estimular el compromiso y propósito con la vida
  Mejorar la calidad de vida
Proyecto Institucional Vínculo con la Vida. Destinatarios: adultos con discapacidad mental, residentes de Cosechando Tiempo.
La hipótesis de trabajo sobre lo cual se estructuraron los objetivos plantea que el contacto regular con animales promueve en la persona el interés por el mundo exterior, y provee de una mejor y más eficiente capacidad de adaptación a los cambios que puedan sucederse. De esta manera, se procedió a incorporar lentamente animales a la institución: en una primera etapa una perra ovejero alemán. Se planteó un abordaje de tipo grupal, con instancias individuales generadas o partir de la demanda espontánea de los pacientes, y una frecuencia de dos veces por semana con una duración de tres horas.
De manera simultánea se realizan actividades de apoyatura que brindan contención y continuidad al trabajo con animales propiamente dicho: plástica y libre expresión, búsqueda y selección de material bibliográfico, lectura y narración, evocación de experiencias y relación con experiencias actuales. Se busca de manera recurrente reforzar los aprendizajes generados por las áreas de terapia ocupacional. educación física, artística, psicología y nutrición a partir del vínculo persona-mascota
Cuidar, sostener, guiar, alimentar, higienizar, proteger, acariciar... Rutinas de movimientos, hábitos de cuidados; valores: compañerismo, libertad de expresión de sentimientos, respeto por el otro, por sus tiempos y sentimientos.
En uno segundo etapa, una vez afianzado el vinculo con la perra, se incorporaron dos cobayos y con posterioridad una coneja: se produjo una estimulación multisensorial y se abrieron nuevos caminos de comunicación que permitieron la interrelación de cuerpo, espacio y tiempo en cada uno de los miembros del grupo, propiciando la visualización del sentido de las acciones y movimientos. Cada persona se apropió de su experiencia: cada participante que se comprometió -dentro de las grandes diferencias individuales- vivencia a partir de una motivación, esta experiencia con intensidad.
Para registrar y evaluar los cambios, se parte de la técnica de observación participante generando una síntesis de etograma1 para analizar las interacciones generadas a partir del vinculo con el animal, como por ejemplo el nivel de participación corporal en las acciones, el posicionamiento, ubicación en el espacio, recurrencia o frecuencia de aparición de determinados estilos de acción (verbales o no verbales), modos de relación.
El contacto con mascotas genera situaciones placenteras que facilitan el intercambio e interacción grupal, reforzándose de esta manera las obligaciones  sociales y planteando en oportunidades el redireccionamiento de comportamientos (por ejemplo, la modificación de estilos agresivos de comunicación y demanda, o la adecuación de tiempos individuales en relación al contexto, etc.) Las situaciones reales y concretas de vida que proveen las TACA generan en los pacientes la motivación necesaria para la adquisición de nuevas destrezas.
También se utiliza un instrumento de registro, evaluación y seguimiento propio de la terapia ocupacional que es la Matriz de Dunn11, mediante la cual analizan tanto las áreas del desempeño funcional intervinientes en la actividad o   paso    de la actividad, como los componentes   del   desempeño   funcional   (componente   motor,   cognitivo,   psicosocial, sensoriomotor): de esta manera se destacan fortalezas y habilidades y se orientan las estrategias para facilitar la motivación y el éxito en áreas que indiquen limitación o déficit.
La experiencia generada a la fecha ha posibilitado la toma de datos que a priori resultan coincidentes con la hipótesis inicial de trabajo.
A manera de conclusión preliminar destacamos como puntos sobresalientes:
  Se evidencia establecimiento de vínculo con las mascotas
  Se ha generado interés por la actividad en el grupo
  Se observa mejoramiento en el componente paralinguístico
  Se observa reducción de la ansiedad durante el desarrollo de los encuentros
  La actividad promueve la estimulación multisensorial
  Se han generado oportunidades de intercambio
  Se observan mejoras en el manejo ambiental general.
Autores. Oudshoorn Silvina. Spinotto Mario Laura. Arnau Carla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...