domingo, 18 de septiembre de 2011

¿Cómo debería ser la escuela?


ATENCION A LA DIVERSIDAD = INCLUSION

El camino hacia la educación inclusiva es sinónimo de una escuela para todos, sin exclusiones, donde todos aprenden y conviven más allá de sus características individuales y contextuales.
Podría ser considerada como una meta en la educación y en consecuencia en nuestras escuelas y nuestras prácticas docentes.
La Conferencia de la UNESCO en el año1990 promueve la idea de inclusión, siendo el inicio de lo que se llamaría el movimiento inclusivo.
En 1994 en la Conferencia de la UNESCO en Salamanca, es donde se define la educación inclusiva como principio y política educativa, donde 88 países acuerdan y promueven esta idea.
En el Año Internacional contra la Exclusión, en el año 1996 se respalda esta filosofía nuevamente. Y en el año 2000 en la Reunión del Foro Consultivo Internacional de Educación para todos se consolida la educación inclusiva.
El principio de la Inclusión Educativa establece en la Ley Provincial como punto de partida que el alumno con necesidades educativas derivadas de la discapacidad sea escolarizado en instituciones educativas en los distintos niveles de enseñanza obligatorios. Solo cuando la complejidad de la patología no encuentra respuesta adecuada en la educación común se ofrecerá la escolaridad en escuelas especiales.
La escuela como un todo debe abrirse a la comunidad y a la familia, sin ser selectiva, pero si accesible.
La inclusión permite contextos y procesos de aprendizaje comunes guiados por un único curriculum para todos los alumnos. No se centra en el alumno, el eje es la escuela y favorece a todos.
La escuela inclusiva no se refiere solo a niños y jóvenes con discapacidad, va mas allá de ese pensamiento reduccionista está dirigida a todas las personas.
Muchos autores definen a la inclusión como valoración de las diferencias y enriquecimiento para todos los alumnos, basado en el respeto, colaboración y responsabilidad.
Sintetizando, todos expresan que la educación inclusiva esta íntimamente relacionada con la idea de cambio en los distintos contextos, donde la sociedad se base en valores de justicia social, participación y equidad.
Una escuela inclusiva valora el aprender a aprender, la colaboración, la creatividad y la flexibilidad. Todos los alumnos pueden aprender si se respetan sus necesidades dando las respuestas adecuadas para favorecer el tránsito escolar del alumno y el instrumento será el proyecto de integración.

La Escuela y el Curriculum no deberían ser estructuras rígidas, donde todos los alumnos sin distinción deben superar al mismo tiempo, al mismo ritmo y con los mismos recursos, sin tener en cuenta sus características, necesidades y posibilidades.
La Atención a la Diversidad es: pensar en un eje de la educación inclusiva, considerar el punto de partida en el reconocimiento y aceptación de las diferencias y en la construcción de un aula y una escuela como comunidad de aprendizaje.
Una escuela sin exclusiones, no es sólo un cambio educativo, sino un compromiso, una actitud, una nueva mirada, es un cambio de vida en si misma.
“UNA ESCUELA QUE QUIERA SER REALMENTE UNA ESCUELA DE TODOS Y PARA TODOS, DEBE PREOCUPARSE POR OFRECER A TODO EL MUNDO AQUELLAS BASES, AQUELLAS MOTIVACIONES, AQUELLOS MODELOS CULTURALES IMPRESCINDIBLES PARA CONSTRUISE UN PATRIMONIO DE CONOCIOMIENTOS, DE HABILIDADES, DE COMPETENCIAS.” (TONUCCI, 1993, P.76)

BIBILOGRAFIA: ANABEL DIEZ “TEORIA Y PRACTICA DE LA EDUCACION INCLUSIVA”
MIGUEL LOPEZ MELERO “CONSTRUYENDO UNA ESCUELA SIN EXCLUSIONES, UN FORMA DE TRABAJAR EN EL AULA CON PROYECTOS DE INVESTIGACION”

Elsa Luna
Prof. Educación Especial


1 comentario:

  1. Hola Vero, a mí este tema me interesa particularmente, pues aunque entiendo cuáles son las razones para marcar esta inclusión, la verdad es que a la hora de la práctica no todo resulta ser como la teoría dice. A mí a veces me ha parecido contraproducente incluir a chicos con alguna discapacidad (sobre todo mental) en una clase regular, pues todos sabemos que los niños -y los adolescentes- son muy crueles y me ha tocado ver en mi propia escuela, la manera en que estos niños sufren y lejos de avanzar, se estancan o hasta retroceden.
    Sé que es algo que no se da de la noche a la amañana, pero si me pone intranquila preguntarme ¿cuántos tendrán que sufrir demasiado hasta que los demás entendamos cómo debemos actuar?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Alumnas con síndrome de Down se gradúan para enfrentar al mundo

Toda una fiesta se vivió con las emociones a flor de piel, con los mejores peinados y maquillaje posibles. Así se festejó la graduación ...