miércoles, 7 de septiembre de 2011

difícil tarea de un ciego a la hora de parar un taxi

Entre los distintos escollos que tiene un no vidente a la hora de movilizarse en la ciudad –y que son varios y cotidianos– están las dificultades que aparecen a la hora de tomar un taxi. Algo que no tiene mayores inconvenientes para la población en general se convierte en algo complicado para un ciego, quien no puede ver cuándo se acerca un vehículo de estas características para poder hacer la correspondiente seña para detenerlo. Lo bueno es que en Rosario existe desde el año pasado una ordenanza que obliga a los taxistas a parar cuando ven a un no vidente con el bastón en forma de triángulo, lo que es una señal universal. Lo malo es que esto está lejos de ser de público conocimiento. Es por eso que hoy el municipio inició una campaña de educación vial para concienciar a la población y especialmente a los taxistas sobre el tema.
Así las cosas, el secretario de Servicios Públicos, Gustavo Leone, junto al presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, y el titular dela Asociación Rosarinade Deportes para Ciegos, Norberto Catalano, dieron inicio formal hoy a partir de las 10 en Córdoba y Oroño a una campaña de educación vial para concientizar a la población sobre la existencia de una señal universal para no videntes por la cual se expresa que dicha persona requiere el servicio de taxi.
Aunque no es de público conocimiento, dicha señal indica esa intención y así el conductor de un auto de alquiler estará obligado a parar cuando una persona ciega forme un triángulo con su bastón y lo eleve al nivel del hombro. “El cumplimiento de esa normativa colabora con el pleno ejercicio de los derechos individuales de los no videntes, que de esta forma pueden acceder a un servicio público como cualquier ciudadano”, se señala desdela Municipalidad.
En la oportunidad, voluntarios de la asociación civil, junto con divulgadoras dela Secretaríade Servicios Públicos y Medio Ambiente, repartirán material gráfico para concientizar tanto a taxistas como al público en general sobre esta señal, en cumplimiento de la ordenanza Nº 8516/2010
Al respecto, Catalano –quien quedó ciego a los 42 años por una enfermedad ocular, hace 20 años– contó a este diario sobre las dificultades de un no vidente a la hora de viajar en un transporte público. “Para nosotros los ciegos, cuando estamos en la calle, es todo un problema tomar un taxi. Esta idea la tomamos de España y así fue que fuimos hastala Secretaríade Servicios Públicos donde nos dijeron que teníamos que ir al Concejo para que se dictamine una ordenanza sobre el tema. Allí nos reunimos con Zamarini y con la concejala Daniela León y logramos que se esto se vote y se dictamine en marzo del año pasado”, destacó.
“Esto se va a agregar a los cursos que tienen que realizar los taxistas a quienes además se les va a dar un sticker con un muñequito haciendo el triángulo con el bastón para que pongan en el vidrio de sus autos y para recordarles de qué se trata la cuestión”, continuó.
Catalano remarcó que es usuario frecuente de taxis y que los mayores inconvenientes se dan especialmente durante la noche cuando las calles están vacías y no hay casi nadie a quien pedirle ayuda. “Realmente es difícil esperar un taxi a la una de la mañana. Uno puede pensar que en esos casos las cosas se pueden solucionar con un celular pero muchas personas ciegas pueden no tener el aparato o tenerlo y darse cuenta que no tienen crédito para hacer la llamada. Una vez recuerdo que llegamos cuatro no videntes de un torneo de fútbol en Casilda a la madrugada y realmente no sabíamos qué hacer. Otra cosa y que tengo conversado con los taxistas es el tema de la mirada. Muchas veces ellos se rigen por eso y en nuestro caso es algo que por razones obvias no podemos utilizar”, comentó.
Satisfecho con esta campaña de difusión, el titular dela Asociación Rosarinade Deportes para Ciegos recordó que queda para resolver el tema de los colectivos. “Es muy difícil también para nosotros acceder a un ómnibus porque si no tenemos a alguien al lado no sabemos qué línea se está acercando. Hace un tiempo podíamos guiarnos por los ruidos pero ahora se hace mucho más difícil porque puede ser un camión, por ejemplo. Cambiaron mucho los ruidos en los últimos años, hay muchísimos más. Con esto, en España hacen algo medio cavernícola y andan con un plástico de 15 por 20 que tiene el número de la línea para que el colectivo pare. Hace un tiempo hubo un proyecto que proponía que en cada parada de colectivo hubiera un teclado donde el ciego colocaba la línea que estaba esperando y eso aparecía en un visor pero quedó en la nada”, afirmó.
“Creo que los mayores problemas no son los aspectos físicos de la ciudad sino las personas que ponen la moto contra la pared, los cajones de manzana, los aires acondicionados a la altura de nuestras cabezas, los que ponen andamios y demás”, añadió.
Por último, Mario Cesca, de la Asociación de Taxistas Independientes (Atti), celebró la noticia pero no ocultó su malestar por no haber sido convocados a la hora de discutir e implementar la ordenanza. “Nos hubiera gustado si nos llamaban cuando se estaba discutiendo esto en el Concejo ya que somos parte principal de la cuestión. Igualmente en buena hora que se ponga esto en práctica”, opinó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...