jueves, 24 de noviembre de 2011

Cerca de 285 millones de personas en el mundo padecen alguna discapacidad visual

Descripción de la imagen: muchacho de raza afro con ceguera
El estilo de vida actual causa en los ojos un elevado nivel de estrés, contribuyendo al deterioro de la capacidad visual. Según datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aproximadamente 285 millones de personas en el mundo padecen alguna discapacidad visual.

Las primeras manifestaciones clínicas de esta disminución pueden ser, la dificultad para ver correctamente de cerca a las personas u objetos o sencillamente el tener que esforzarse para visualizar un cartel indicador en la vía pública.
Según datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aproximadamente 285 millones de personas en el mundo padecen alguna discapacidad visual. La baja visión afecta a 246 millones de personas en el mundo, representa una incapacidad aún después de haber realizado tratamiento y corrección refractiva.
La ceguera alcanza a 39 millones de personas en el mundo.
La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) subdivide a la función visual en 4 niveles: visión normal, discapacidad visual moderada, grave y ceguera.
La discapacidad visual moderada y grave se reagrupan bajo el término de “baja visión” que, conjuntamente con la ceguera constituyen la discapacidad visual.
Las principales causas de la disminución visual son: los errores de refracción no corregidos como la miopía, hipermetropía o astigmatismo (43%), las cataratas (33%) y el glaucoma (2%).
La OMS asegura que el 90% de la denominada “carga mundial de discapacidad visual” se concentra en los países en desarrollo y destaca que en América Latina existen cerca de 10 millones de ciegos y débiles visuales, y de ellos más del 80%, conforma la población de baja visión.
Para el Organismo Internacional es preocupante que no se tomen medidas urgentes, debido a las proyecciones para el 2020, donde se considera que podría haber 80 millones de ciegos en todo el mundo, es decir 40 millones más que ahora.
Una nota descriptiva presentada en octubre de 2011, en el marco del día Mundial de la Visión por la Organización Mundial de la Salud, sostiene que el 80% de los casos de discapacidad visual se pueden evitar o curar.
Los grupos de riesgo están conformados por las personas mayores de 50 años representan 65% y los menores de 15 años, donde 19 millones de niños y niñas padecen discapacidad, de los cuales 12 millones presentan errores de refracción de fácil diagnóstico y tratamiento y 1,4 millones padece ceguera irreversible.
El informe concluye con reflexiones dirigidas a los gobiernos para vigorizar los esfuerzos de los programas de prevención y control de la discapacidad visual, las mejoras en el acceso a los servicios de oftalmología en la atención primaria y secundaria, acciones de sensibilización de la población mediante campañas de difusión y el fortalecimiento de lazos de asociación internacional con la participación del sector privado y sociedad civil.
Además, aconseja que para conservar la salud de los ojos se realice una consulta anual al oftalmólogo, tener una dieta balanceada de alimentos sanos, no fumar, utilizar una iluminación apropiada en el hogar y áreas de trabajo, hacer ejercicio regularmente y utilizar anteojos para uso diario que le ayuden a proteger sus ojos de los rayos UV y del deslumbramiento, que deterioran la calidad y confort visual al instante, disminuyendo la salud de la visión en el corto y largo plazo.
En la Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación, asegura que el 80 % de los casos de ceguera son evitables, debido a que en un 20 % son resultado de afecciones prevenibles, y el 60 % pueden tratarse de manera exitosa mediante cirugía.
Mediante la Resolución 12502006 M.S. se creó el Programa Nacional de Salud Ocular y Prevención de la Ceguera a fin de prevenir mediante el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno la ceguera evitable y las discapacidades visuales.
El programa contempla la cirugía de cataratas, la provisión de lentes intraoculares la accesibilidad a los servicios especializados, la promoción, la prevención y la instalación de la asistencia ocular en todos los programas de atención primaria del Ministerio.
En nuestro país, el 20 % de los mayores de 50 años padece cataratas, enfermedad caracterizada por la disminución de la agudeza visual, visión borrosa, encandilamiento, fotofobia (molestia y rechazo a la luz) y dificultad de la visión nocturna.
En tanto el valor asciende a 40% cuando se superan los 60 años. Según las estadísticas, dos de cada diez personas de más de 50 años laboralmente activas las padece.
El Servicio Nacional de Rehabilitación (SNR) en el Anuario Estadístico Nacional sobre la Discapacidad 2010 afirmó que un 6% de la población argentina padece problemas visuales.
Según sus estadísticas los problemas entre los primeros cuatro años de vida llega al 4%, y va en aumento a partir de los 15, superando el 11% a partir de los 75 años.

Fuente: Telám

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...