martes, 20 de marzo de 2012

Un rally en silla de ruedas mostró las barreras porteñas a la accesibilidad





Descripción de la imagen:Son varias imagenes donde se muestra a por ej Mike  Amigorena , otros   actores y otras personas en el rally
Los organizadores partieron de la estación Carranza, en Palermo, pero no pudieron llegar muy lejos. La falta de rampas para acceder a la calle desde los andenes y el desnivel entre estos y los vagones les impidieron seguir
Tiempo Argentino acompañó a un centenar de personas en sillas de ruedas en un arduo rally por Palermo, para reclamar una ciudad sin barreras y a fin de instaurar el 15 de marzo como Día Nacional de la Accesibilidad. Participaron el músico Manuel Wirzt y el actor Martín Bossi, entre otros. La ONG Acceso Ya, organizadora del evento, elaboró un informe que presentará ante los organismos responsables de hacer de la Ciudad un espacio de libre circulación para todos. Comprobaron que el 75% de la zona recorrida no es accesible.
La llegada fue en el mismo punto de la partida. Los vericuetos porteños frustraron el objetivo final del rally: pasar una tarde en los bosques de Palermo. Las sillas se reunieron en la estación Carranza del ex ferrocarril Mitre, y al cabo del viaje inicial en tren hasta la estación 3 de Febrero, el paseo se topó con su primer gran obstáculo, ya que desde el andén elevado no existen rampas que comuniquen con la calle. Mejor probar en subte.
El regreso a Carranza marcó otro obstáculo: algunos vagones están en desnivel con el andén. Fuentes de la empresa concesionaria admiten que para tener trenes de pisos bajos, sería necesario electrificar todos los ramales. Mientras tanto, la asistencia para subir a la formación corre por cuenta de los operarios de TBA. Martín, uno de los participantes, admite que “hay que saber ayudar a un discapacitado, porque en el afán de ser solidarios te desequilibran y muchas veces tropezás”. A pesar de la irregularidad, los vagones en cuestión llevan el símbolo de accesibilidad. Al llegar, la única salida a la vía pública es sobre la calle Paraguay, y para subir a la vereda hay que movilizarse unos metros sobre el empedrado.
El paseo vuelve a frustrarse al querer acceder al subte D. Los accesos a la estación Carranza son por escalera y las rampas disponibles para cruzar de un lado a otro por debajo de las vías del tren son más empinadas que lo recomendado. Fin del viaje.
“La accesibilidad es un derecho básico fundamental que beneficia a la sociedad en su conjunto y requiere de una política pública planificada, para lograr obras funcionales a las necesidades de sus usuarios. Queda mucho por hacer”, aseguró María Fernanda Bietti, directora ejecutiva de Acceso Ya.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...