jueves, 18 de abril de 2013

Crisis de ausencia en niños


Las crisis de ausencia o el pequeño mal es tipo de epilepsia que origina convulsiones, ¿qué son estas crisis?, ¿existe tratamiento?

¿Qué es una convulsión?

Un episodio generalmente corto causado por una excesiva actividad cerebral, las convulsiones pueden durar segundos o unos minutos.
Las convulsiones se dividen en generalizadas o parciales.
Convulsiones generalizadas: afecta a la conciencia y pueden causar movimientos o espasmos. Las crisis de ausencia son convulsiones breves generalizadas.
Convulsiones parciales. O focales pueden no afectar a la conciencia, y son de breve duración solo segundos.  Pueden afectar a las sensaciones, las emociones, o los músculos.

Crisis de ausencia o le petit mal

Fueron descubiertas por Poupart en 1705  más tarde por Tissot en 1770 que fue quien las denominó le petit mal. Este trastorno consiste en una convulsión generalizada una breve alteración de la  conciencia, la persona queda como en blanco, mirando al vacío durante unos segundos. Luego la persona continúa su actividad como si nada hubiera pasado.
Generalmente muchas personas que la sufren no se dan cuenta que acaban de sufrir uno de estos episodios. De hecho el niño pude sufrir estas alteraciones durante meses o años antes de que se busque atención médica. Se debe a una alteración de la función cerebral debido a una actividad anormal en el cerebro. Las crisis de ausencia o petit mal son uno de los síntomas asociados a la epilepsia, de hecho se les llama también epilepsia de ausencias, estos episodios son frecuentes en la epilepsia infantil.

Síntomas

  • El inicio es brusco, la persona interrumpe brevemente su actividad.
  • Durante la crisis la persona  no parece escuchar, está como ajeno a la realidad, como si se  hubiera quedado en blanco, como si estuviera soñando despierto.
  • La persona puede parecer aturdido o incluso temblar
  • Son breves entre 10 y 20 segundos. Es frecuente tener varios de estos episodios al día. Si estos episodios son muy frecuentes afectarán a la atención del niño en la escuela.
  • La persona se recupera totalmente y continúa con su actividad, está en estado de alerta.
  • En algunos casos las crisis de ausencia se acompañan de breves parpadeos o movimientos faciales o una pérdida de tono muscular. Si el episodio es algo más prolongado puede ir acompañado de automatismos.

a mayoría de los niños que las padecen tienen un desarrollo y comportamiento normal. Aproximadamente la mitad de los niños también padece otro tipo de crisis generalizadas.

Causas

No hay causas que se pueda encontrar en el cerebro. Estos excesos de actividad eléctrica en el cerebro suelen darse sin ninguna razón aparente. Está siendo investigado porque se producen. Parece que que el cerebro desarrolla un bajo umbral para controlar la actividad eléctrica normal. En algunos casos la tendencia a sufrir crisis de ausencia es un factor hereditario.

Diagnostico

Generalmente el médico entrevista a la familia y recaba información de los maestros para saber el comportamiento del niño y el detalle de estos episodios de ausencia. Problemas de comportamiento o una disminución del rendimiento escolar pueden ser un indicio o avance de las crisis de ausencia.
A menudo los padres pueden dar una descripción de crisis de ausencia pero para el médico puede ser difícil estar seguro.  Para esto se recurre al electroencefalograma (EEG), con esta prueba se pueden registras los impulsos eléctricos del cerebro. A la persona se le colocan unos cables unidos a unas ventosas indoloras en el cuero cabelludo. Se registra la actividad cerebral que pasa a un ordenador que lo imprime en una impresora.
Las personas con crisis de ausencia a menudo presentan una EEG típica.

Tratamiento

Hay diferentes medicamentos indicados para las crisis de ausencia. Estos fármacos actúan estabilizando la actividad eléctrica del cerebro. El medico prescribirá las dosis y toma que son diarias y comienzan con pequeñas dosis. Si la dosis no funciona el médico puede ir subiendo la cantidad o cambiar a otra medicación alternativa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada