lunes, 9 de diciembre de 2013

En los países latinoamericanos sigue habiendo grandes barreras para la inclusión educativa


En la ponencia “Inclusión al aula común: oportunidades y desafíos”, la Presidenta de la Fundación Síndrome de Down para su Apoyo e Integración (FUSDAI) y doctora en Ciencias de la Educación, comentó que, a pesar del camino recorrido, la educación inclusiva sigue siendo un desafío al que se le plantean muchos problemas.
Para Yadarola, la Convención Internacional sobre los Derechos de las personas con Discapacidad ha sido la gran impulsora de la educación inclusiva: “la Convención nos dice que esta educación es un derecho de todos los niños con discapacidad”. Gracias a ello, continuó la experta, “hay una mayor concienciación en padres, profesionales y colegios”.
¿Dónde están los obstáculos, entonces? Yadarola lo tiene claro: “existen políticas estatales poco coherentes con la Convención”. Por ejemplo, “en los países latinoamericanos sigue habiendo grandes barreras para la inclusión educativa de las personas con síndrome de Down. Hemos visto cómo se han desarrollado muchos procesos legales que no responden a la definición de inclusión, sino a la de integración parcial”. La presidenta de FUSDAI puso como ejemplo aquellas políticas que, para ofrecer inclusión, están condicionadas a una jornada escolar muy reducida.
En la sesión se hizo un repaso a los distintos niveles educativos y su adhesión a esquemas inclusivos. Así, se comprobó que los niveles iniciales y primarios de enseñanza son en los que más se dan casos de inclusión, mientras que a partir de secundaria, ésta decrece exponencial

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...