jueves, 5 de diciembre de 2013

La rehabilitación acuática ayuda a los mayores a mejorar la motricidad, la movilizar articular y la coordinación


   La rehabilitación acuática ayuda a los mayores a mejorar la motricidad, la movilizar articular y la coordinación. Además, se aumenta la autonomía del residente, se mejora la circulación sanguínea y el estado de ánimo, aspecto que se relaciona directamente con la salud general del usuario, según ha asegurado el presidente de la Red pública concertada de atención a la dependencia de la Comunidad Valenciana-Aecas, Marcos Penadés.
   Por este motivo, las residencias de la Red han impulsado una iniciativa por la que más de 2.000 mayores se están sometiendo a esta rehabilitación con el fin de reforzar los programas de equilibrio y movilidad, o eliminar la rutina que pueda aparecer en el tratamiento de pacientes crónicos.
   "Los efectos terapéuticos del agua se deben a sus principios mecánicos y térmicos, es decir, que facilita los movimientos y tonifica en función de las alteraciones controladas de la temperatura. De esta forma, el ejercicio en el agua facilita y resiste el movimiento dependiendo de la posición, mejora la percepción de la posición del cuerpo, ayuda a disminuir la espasticidad muscular y permite trabajar más tiempo, ya que la sensación de fatiga aparece más tarde, con lo que se pueden complementar la terapia de camilla o gimnasio habitual", ha explicado el experto.
   Además, la hidroterapia tiene efecto psicológico positivo en las patologías en las que el agua ayuda a la motricidad o disminuye las resistencias, facilitando movimientos que de otra manera no podría realizar el usuario, con lo que se logra, por ejemplo, una mejor movilidad articular, se aumenta la coordinación, integrando la sensibilidad propioceptiva y exteroceptiva y reiniciando la carga precoz.
   "Con estas terapias acuáticas, promovemos la autonomía del residente, mejoramos la circulación sanguínea y ofrecemos estímulos sensoriales que repercuten en la mejora del estado de ánimo, aspecto que se relaciona directamente con la salud general del usuario", ha apostillado.
   Por otra parte, Penadés ha recordado que la gran mayoría de los recursos socio-sanitarios vinculados a la Red son de "nueva construcción" y/o incorporan instalaciones y servicios que complementan a los centros sanitarios especializados en enfermos crónicos como los Hospitales de la red Hacle.
   De esta forma, los más de 9.000 usuarios que reciben atención en estos centros y servicios complementario cuentan con instalaciones adaptadas a sus necesidades con piscinas climatizadas que permiten la extensión de las terapias acuáticas durante todo el año, así como talleres psicosociales, unidades de rehabilitación y atención de enfermería residente 24 horas, así como médicos especializados en geriatría en plantilla.
   El objetivo es disponer de centros que permitan la atención a crónicos, pero también estancias temporales para rehabilitación y/o programas de respiro en las propias residencias o apartamentos independientes anexos.
   "Un modelo que integra la gestión pública y la concertada y que es una garantía para responder a las previsiones del Instituto Nacional de Estadística, que prevé que el envejecimiento de la población continúe en ascenso con una aceleración a partir de 2025, llegando a los 15 millones de personas mayores de 65 años en España, un 32 por ciento de la población", ha zanjado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Semillero tecno: un equipo de la UTN desarrolló una app para chicos con autismo

Permite que los niños que padecen este trastorno usen la tecnología para comunicarse, interactuar o ver contenidos Un grupo de estudi...