jueves, 16 de enero de 2014

Equipo portátil del INTI detecta hipoacusia en escolares


Rafael Kohanoff, director INTI Salud, explica el sistema de prevención que se utiliza para la detección de hipoacusia y el aparato desarrollado desde el organismo para realizar 'tamizados' de 10 minutos en las escuelas que permitan reunir información previa para encarar tratamientos.


El audiómetro de barrido portátil de tamizado se utiliza durante 10 minutos con cada alumno en el marco del programa "Para oírte mejor" que el INTI efectúa en las escuelas a fin de reunir información previa de cada alumno que permita determinar si tiene que ir a ver profesionales. De ese barrido, surge que 3% lo necesita. El 10% de la población sufre hipoacusia.
El INTI desarrolló un  equipo  que  utiliza  en  los  establecimientos  escolares  de todo el país, con la asistencia  de  profesionales  de los hospitales zonales, a fin de detectar en forma precoz en  esta  etapa  de  “prevención”,  a los  alumnos  que  presenten  dificultades auditivas  para proceder a su tratamiento.
El centro de Investigación y Desarrollo de Tecnologías para la Discapacidad del INTI estableció mecanismos para identificar los principales problemas y necesidades que afectan la calidad de vida de las personas con discapacidades.
Esta búsqueda se realiza en las distintas temáticas vinculadas a la discapacidad, como ser la visual, auditiva, cognitiva, motriz, etc., por medio de observatorios y consultas a los Consejos asesores formados por expertos, a fin de poder seleccionar y fijar prioridades para la acción del Centro.
En el área auditiva, se determinó que de acuerdo al INDEC hay más de 500.000 personas que están afectadas con alguna disminución auditiva. Las tareas de prevención se realizan a través de la determinación de cada caso por parte de los otorrinolaringólogos y utilizando las herramientas e instrumental adecuado, entre las que se incluyen los audiómetros. La información recogida indica que muchas personas no pueden acceder a estas tareas de prevención y estudio y por ende quedan sin diagnóstico.
La conclusión fue un aporte tecnológico importante que permite disponer de un dispositivo de fabricación nacional económico, confiable, de bajo costo de mantenimiento y portátil, para ser utilizado en diagnósticos preventivos simples, aplicables a la mayoría de la población.
Se plantea como conveniente un estudio preliminar para determinar si a la persona se le detectan problemas auditivos, derivándolo en tal caso a los profesionales correspondientes. Así mismo se determinó la conveniencia de realizar este estudio denominado “de barrido” en los niños al ingresar al preescolar, a las personas que viven en el área rural y a las personas mayores y con discapacidades.
En el INTI se analizo el problema y se comenzó una búsqueda de emprendedores y productores que pudieran dar respuestas y que tuvieran la voluntad y la decisión de desarrollar el dispositivo necesario mediante un acuerdo de Cooperación con nuestra Institución. Así se llego a un acuerdo con una empresa, con una larga trayectoria relacionada con este tema y con una actividad exitosa en el mercado nacional e internacional, lo cual avala su capacidad.
El manejo del audiómetro desarrollado es muy simple, permitiendo determinar con rapidez si el paciente presenta una disminución auditiva. El nivel de estimulación puede variar desde -10dB HL hasta 100dB HL, en pasos de 5dB, con tonos puros en cualquiera de las cinco frecuencias disponibles (500Hz, 1000Hz, 2000Hz, 3000Hz y 4000Hz). Estos tonos se presentan al paciente a través de auriculares audiométricos, presionando el pulsador que corresponda a la frecuencia elegida, los cuales se encuentran en el panel frontal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Terapia de integración sensorial: Lo que necesita saber

Nota de  Amanda Morin ( haciendo doble click en los textos azules se dirige a otra pagina donde se explica detalladamente cada tema) ...