lunes, 27 de enero de 2014

Incluidos hasta en Cosquín

 El grupo de danzas folclóricas Atahualpa, que integran hijos discapacitados de la Asociación de Padres Por la Igualdad Rosario actuará en el 54ª edición del festival más importante del país los próximos viernes 31 y sábado 1º de febrero.
El grupo de danzas folclóricas Atahualpa, de la Asociación de Padres Por la Igualdad Rosario (Applir), integrado por jóvenes con discapacidad mental, estará sobre las tablas de los escenarios de la 54ª edición del Festival Nacional de Cosquín, los días 31 de enero y 1º de febrero. Los bailarines forman parte de un taller  donde, además de pasos de baile, aprenden a trabajar en grupo.
Applir es una asociación civil sin fines de lucro que trabaja desde el año 2008 con el objetivo de contener, capacitar e incluir a jóvenes con discapacidad intelectual a partir del esfuerzo compartido de padres y familiares. “Nos conformamos a partir de la inquietud de padres que veían que no había un espacio donde los chicos se integren socialmente. Es un espacio social, como un club, donde ellos pueden venir, estar, divertirse. Tratamos de hacer actividades integradoras, no hacer sólo que bailen folclore en el taller, sino también ir a otros lugares, sacarlos de una burbuja”, explica el vicepresidente de la institución, Juan Ignacio Mandolesi.
Entre sus principales actividades se encuentran los talleres recreativos, las capacitaciones y un servicio de catering de excelencia que trabaja con distintas empresas de la ciudad. A la institución, que desde hace seis meses tiene sede propia, acuden a lo largo del año cerca de 120 chicos.
El calor agobia en la tarde calurosa de enero en el patio de la casa de Suipacha 1038. Pero igual allí una ronda enorme de sillas reúne a madres, padres, coordinadores y, por supuesto, al grupo de exultantes bailarines. Es que el próximo viernes, 45 miembros de la familia Applir llenarán un colectivo que partirá rumbo a tierras cordobesas, al festival más importante de folclore del país. Y, por supuesto, entre la alegría y la ansiedad que flotan en el lugar, hay muchos detalles para cerrar.
“Esta es la primera vez que viajamos todos juntos tan lejos; hemos hecho presentaciones en eventos del municipio y de la provincia, fuimos a Casilda también, pero esto de Cosquín es algo muy grande”, cuenta entre preparativos Juan Ignacio.
El taller de folclore, uno de los más numerosos, se imparte desde el año 2008 a cargo de la docente en educación especial Adriana Díaz, quien considera que la evolución de los chicos en todos estos años fue muy buena, dando mucho más de lo esperado: “Cuando empezaron nadie sabía folclore, ni dar un paso. Como es una danza que tiene coreografías fijas es más difícil, pero de a poco fueron aprendiendo a coordinar, a que haya armonía entre ellos, a mirar a los compañeros. Ahora hay dos de los chicos que guían con la coreografía y lo pueden hacer solos sabiendo más de diez danzas”.
Adriana considera que la educación artística es un incentivo de gran importancia para los jóvenes que concurren al taller: “Es un estímulo a la confianza en sí mismos, a ser cooperativos con sus compañeros, a ayudar cuando otro puede menos. Más allá del folclore hay un montón de aprendizajes que se logran por el hecho de trabajar en grupo”.
Respecto de los números que presentarán en la localidad cordobesa, los chicos todavía están en debate pero todos coinciden en que los infaltables serán la chacarera, la jota cordobesa, el gato y la zamba. “Es lindo bailar, nos motiva, nos divierte, nos pone contentos. Vamos a llevar una bandera enorme que dice Applir y la vamos a poner en el escenario para que la vean todos de todos lados”, dice eufórica Mariana, una rubia y menudita bailarina a quien le encantan los bailes en pareja.
El trabajo de los jóvenes del grupo de folclore de Applir fue declarado de interés cultural por el  Ministerio de Innovación y Cultura provincial y para el viaje contó con el apoyo de la Secretaría de Inclusión de la Municipalidad de Rosario. “Los chicos están felices, contentos, no sé si toman magnitud o conciencia de que van a bailar en Cosquín, no están nerviosos, se divierten mucho”, concluye Juan Ignacio.

Atahualpa está formado por Norberto Barrios, Alberto Ayala, Luciana Sanfilippo, Leonel Cefarelli, Juan Augusto Cattaneo, María Emilia Capriotti, Noelia Almirón, Pablo Vélez, Román Guarde, Patricia Galende, Andrea Cacheroski, Florencia Díaz, Matías Tassara, Leandro Wilisckzuk, Lorena Bolner, Patricia Rivero y Mariana del Negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...