domingo, 10 de mayo de 2015

UN EXOEXQUELETO "MADE IN SPAIN" PERMITE ANDAR A NIÑOS



UN EXOEXQUELETO "MADE IN SPAIN" PERMITE ANDAR A NIÑOS
El 1% de la población mundial tiene problemas para caminar. Hablamos de más de 60 millones de personas en el mundo (18 millones en Europa y casi 70.000 en España) de las que aproximadamente el 15% son niños.
La mayoría de estos niños sufre distintos tipos de enfermedades neuromusculares y/o degenerativas, las que se han dado en llamar como enfermedades raras. Conforme avanza la enfermedad el aparato locomotor se debilita y acaba obligándoles a utilizar una silla de ruedas para poder desplazarse.
La silla permite al niño ser autónomo pero el “precio” que ha pagar es muy alto: cristalización de las articulaciones, pérdida de la masa ósea, deformación muscular, problemas circulat
orios,…
El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) impulsan el Centro de Automática y Robótica en Arganda del Rey (Madrid) que lleva más de 20 años investigando sobre robots caminantes; robots que detectan minas antipersona o que están diseñados para explorar planetas del sistema solar.
La Dra. Elena García Armada, científico titular del centro y responsable del grupo de investigación en robots caminantes, ha enfocado esta investigación en robots caminantes para niños con el objetivo de hacer que la robótica sustituya a la silla de ruedas y evitar en la medida de lo posible las consecuencias de la sedestación.
En verano de 2013 se crea Marsi Bionics, una empresa que nace con un fin social: hacer que el dinero público invertido en esta investigación llegue a la sociedad de la forma más rápida y económica.
El reto empresarial es una misión casi imposible. La línea de investigación de empresas ligadas a grandes fondos de inversión americanos y japoneses se basa en la multiplicación de la fuerza, en conseguir que el ser humano alcance metas que por sí mismo no podría. El movimiento para ellos es intrascendente. En cambio, el equipo de la Dra. Elena ha optado por otro camino, mucho más complicado: Hacer que el robot refleje fidedignamente el movimiento humano. Aquí la potencia es secundaria, y el objetivo es ayudar para que personas con limitaciones a la hora de desplazarse puedan hacerlo.
Los exoesqueletos de Marsi Bionics imitan la rodilla humana, reaccionando ante cualquier imprevisto y evitando que el robot se desequilibre, pudiendo andar en cualquier tipo de superficie y en cualquier dirección.
Según palabras de Ignacio Barraque, C.E.O. y co-fundador de Marsi Bionics, nuestros exoesqueletos van a poder utilizarse durante todo el día en las actividades cotidianas, y no sólo en gimnasios o sesiones de rehabilitación.
Marsi Bionics ya ha salido del laboratorio y este año 2015 están realizando ensayos clínicos en dos hospitales españoles con el objetivo de conseguir todas las acreditaciones para poder pasar a la fase de comercialización durante 2016.
Los ensayos clínicos se están realizando en los hospitales Ramón y Cajal (Madrid) y Sant Joan de Déu (Barcelona) y van a marcar un hito en la historia de la robótica: Será la primera vez que un niño utiliza el exoesqueleto fuera del ámbito hospitalario, en su casa. – Afirma Ignacio Barraque
Fuente: SmarTherapy

http://www.revistadeingenieria.com/content/un-exoesqueleto-made-in-spain-permite-andar-a-ninos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una historia de perseverancia: cómo Isabelle se convirtió en campeona en trampolines sin sus extremidades

La galesa Isabelle Weall, de 14 años, se consagró campeona nacional en trampolín y, a través de las redes sociales, se convirtió en una...