lunes, 11 de mayo de 2015

Una joven con Down cursa el grado de Terapia Ocupacional para ayudar a discapacitados


Una joven valenciana de 21 años con Síndrome de Down, que actualmente trabaja en un centro de educación infantil, ha iniciado sus estudios en el Grado de Terapia Ocupacional de la Universidad Católica de Valencia 'San Vicente Martir' con el fin de "ayudar en un futuro a personas con discapacidad".
Según fuentes del Arzobispado de Valencia, la joven Blanca San Segundo ha señalado que aunque de pequeña quería ser médico y le gustaba "la idea de poder curar a enfermos y asistir a aquellos que lo necesitaban", se fue dando de cuenta de lo que realmente le gustaba era "ayudar a personas con discapacidad".
"No sólo me gustaba ayudar sino que, además, podía aportar mi experiencia ya que empatizo más que nadie con ellas y puedo sentir lo que les pasa, porque yo también lo he sentido alguna vez y sé lo duro que es", ha asegurado.
Tras finalizar el bachillerato, Blanca cursó un Ciclo de Grado Superior de Integración Social, y realizó las prácticas en el centro de parálisis cerebral AVAPACE (Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral).
"Fue una experiencia dura pero muy enriquecedora", ha declarado la joven valenciana, para quien el "gran problema de la discapacidad es que no se habla mucho de ella, la gente tiende a arrinconarla, y sólo si la tiene cerca se le hace caso".
La joven compagina sus estudios de primer curso en Terapia Ocupacional con su trabajo de atención a bebés y niños de un años en el Centro L'Alquería de la Universidad Católica de Valencia, situado en el barrio valenciano de Campanar.
Según la explicado, lo más importante es que los niños "consigan, en función de su nivel y capacidades, progresar en su autonomía. Los dormimos, les organizamos juegos para potenciar y desarrollar sus capacidades y es admirable la capacidad que tienen para aprender, son auténticas esponjas".
"Hay que defender todos los días nuestra autonomía y nuestros derechos, porque hay mucha gente a la que se le olvida", ha señalado Blanca, quien ha explicado que sus padres "no me ayudan si yo no se lo pido, lo que no quiere decir que no se preocupen por mí, lo que desean es que consiga una autonomía plena de mí misma".

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/09/valencia/1323426476.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una historia de perseverancia: cómo Isabelle se convirtió en campeona en trampolines sin sus extremidades

La galesa Isabelle Weall, de 14 años, se consagró campeona nacional en trampolín y, a través de las redes sociales, se convirtió en una...