viernes, 11 de diciembre de 2015

Crean recurso didáctico para niños con discapacidad visual


Se trata de un sistema de piezas interconectables para construir maquetas a escala, en tres dimensiones. La herramienta fue creada por dos egresadas de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que el número de niños con discapacidad visual asciende a 19 millones en todo el planeta. En Argentina, este problema afecta a 160.949 niños de entre 0 y 14 años, de acuerdo al censo nacional realizado en 2010.
Con el objetivo de generar una herramienta que permita complementar y potenciar el aprendizaje en orientación y movilidad de niños con discapacidad visual, dos egresadas de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (Faudi) de la UNC, desarrollaron un novedoso recurso didáctico que llamaron “OyM” (Orientación y Movilidad).
OyM es un sistema de piezas transportables, desarmables e interconectables, que les permite a padres y docentes armar -en escala adecuada- maquetas de las habitaciones y sus espacios interiores, por donde estos pequeños se desplazarán en su cotidianeidad. Su ventaja radica en que es un instrumento efectivo pero a la vez sencillo, dinámico y económico, ya que no precisa de asesoramiento para usarlo.
La idea de las maquetas es que los niños puedan reconocer, a través del sentido del tacto, el tamaño y la organización de los espacios físicos. Este proceso, les permite construir una imagen mental de cómo es el ámbito real antes de ser abordado.
Otra ventaja de OyM es que permite armar variadas maquetas, ya que es un sistema de piezas que se puede desarmar y rearmar de manera dinámica, multiplicando sus posibilidades. Este aporte adquiere especial relevancia, ya que en el país los antecedentes de este tipo de herramientas son maquetas artesanales de grandes dimensiones y costos elevados.
La construcción de este recurso estuvo basada en trabajos del área de la educación especial enfocada en los procesos cognitivos de orientación y movilidad, considerados centrales durante las etapas de formación de los niños.
“El logro de habilidades de orientación y movilidad facilitan el desarrollo madurativo del niño sea vidente o no. Un nivel suficiente de orientación y movilidad repercute en otros aspectos del desarrollo general del individuo, permitiendo un adecuado repertorio conceptual, aumentando el autoestima, favoreciendo el desarrollo psicomotor y posibilitando el desplazamiento independiente, seguro y eficaz”, precisa Carolina Castagna, una de las creadoras de OyM.
Y añade: “En el proceso educativo se utilizan con frecuencia las ayudas táctiles. Además, de ser útiles para comunicar informaciones, estas representaciones son una manera más fácil de retener que las descripciones verbales, considerándose beneficioso su uso para el aprendizaje escolar. Una de estas ayudas son los planos de movilidad, que son un complemento muy eficaz para facilitar el desplazamiento de personas deficientes visuales”.
El recurso didáctico formó parte de la exposición UNC Innova 2015, que se desarrolló el pasado 17 de noviembre en el Pabellón Argentina de la UNC, y que exhibió proyectos que buscan generar emprendimientos empresariales novedosos y sustentables.
OyM fue creado en el marco del trabajo final de grado de las diseñadoras industriales Carolina Castagna y Daniela Bernini, egresadas en 2014 de la Faudi (UNC).
“Actualmente trabajamos con una importante empresa de juguetes con la que pensamos lanzar 2.000 unidades al mercado durante 2016. Tenemos la intención de que el producto llegue a un gran número de niños con discapacidad visual a un precio accesible y que el mismo se pueda conseguir en jugueterías didácticas”, confirma Castagna.
El modelo de OyM que se lanzaría al mercado cuenta aproximadamente con 90 piezas y una base, pero con la posibilidad de adquirir piezas y bases por separado para generar maquetas de espacios mayores. Las medidas de cada base es de 30×33 centímetros y se pueden unir cuatro bases generando un patrón de 60×60 cm.

Fuente.: UNCiencia- P. Carrizo. Visto 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alumnas con síndrome de Down se gradúan para enfrentar al mundo

Toda una fiesta se vivió con las emociones a flor de piel, con los mejores peinados y maquillaje posibles. Así se festejó la graduación ...