jueves, 14 de abril de 2016

La presidenta del centro de Derecho, una historia de voluntad y tenacidad



Betania Gallo, de 22 años, es la flamante presidenta del centro de estudiantes habla con una soltura admirable, algo que demuestra la "cancha" adquirida en los años de militancia en DNI
Todo un ejemplo a seguir. Betania Gallo, de 22 años, fue electa presidenta del centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). La joven es un fiel ejemplo de que yendo para adelante y con humildad, sin dudas se pueden conseguir muchas cosas.
La flamante presidenta del centro de estudiantes habla con una soltura admirable, algo que demuestra la "cancha" adquirida en los años de militancia en Defendamos Nuestra Identidad (DNI). Cuenta que fue elegida como candidata por su fuerza política mediante un sistema "en el que toda la agrupación participa. Las definiciones son naturales, porque cada uno ha ido in crescendo en la toma de responsabilidades y en el compromiso. No hay imposiciones".
Su puesto ha sido ocupado, entre otros, por Pablo Javkin (actual secretario General de la Municipalidad) y Enrique Estévez (concejal por el Partido Socialista).
Todos los años, las facultades de la UNR realizan elecciones simultáneas: representantes del centro de estudiantes ("órgano gremial de los estudiantes") y representantes del consejo directivo ("una suerte de Poder Legislativo de la facultad").
El centro de estudiantes que conducirá Betania quedó en manos de DNI por noveno año consecutivo: "Ganamos con 1.273 votos, lo que representa casi el 37 por ciento de los votos totales".
El compromiso de Betania es desde el primer momento, ya que afirma que desde que tuvo la idea de acceder a la universidad pública "no iba a poder pasar los seis o siete años que puede durar la carrera sin participar. No me veía viniendo a cursar, rendir y nada más; me veía teniendo una participación activa".
Su ingreso a DNI se produjo por "la forma de militancia y el método que tenemos como agrupación, donde siempre se contiene mucho al primer año. Se pasa de la secundaria a la facultad y es un pasaje bastante importante para muchos chicos que vienen de afuera, lo cual implica otro tipo de desgaste. Esa contención yo también la viví desde primer año y fue lo que me hizo sumarme a esta agrupación", amplía.
Para adelante. Betania padece el síndrome de regresión caudal desde que nació y, por eso, debe movilizarse con una silla de ruedas. Sin embargo, lo toma con la naturalidad necesaria para seguir siempre adelante. "Siempre tuve la contención de mi familia y nunca he tenido el complejo o la necesidad de sentirme que me tengan que estar encima. Siempre tuve una personalidad de ir para adelante. Nunca me puse en víctima, sino todo lo contrario", sostiene.
Además, asegura que el apoyo de todas las personas que la han rodeado la hicieron sentir más segura "de la posición en la que yo quería estar ante la vida, más allá de otras cuestiones".
La contención que encontró en la facultad pública está ligada al periplo que transitó hasta este presente: "Antes de ingresar a la facultad tuve la posibilidad de acceder a una educación privada; de hecho, venía de ella en primaria y secundaria. Pero yo elegí venir a la universidad pública porque quería vivir otro tipo de situaciones".
"Por ahí el mito está en que en la universidad pública sos un número más y no es así. Me encontré con mucha contención", asevera y agrega que se entusiasmó cuando entró en la agrupación por la posibilidad de "poder transformar la realidad de la facultad. Por lo menos por ahora, porque es el ámbito en el que nos movemos".
Expectativas. En un nuevo año en la conducción del centro de estudiantes por parte de DNI, "Beta", como la llaman sus amigos, sabe que las responsabilidades son muchas: "Siempre nos ponemos en la posición de renovar el compromiso. Trabajamos todo el año intentando ver qué se puede mejorar en la facultad, haciendo actividades académicas, actividades para el primer año. Por eso las expectativas son las mejores".
Cuenta con un gran número de compañeros en la agrupación que se distingue por el color naranja, y augura que "se puede seguir transformando la facultad". "Eso hace que el grupo se fortalezca humana y políticamente, te da un respiro y una espalda como para poder ir distribuyendo las cosas que hay que hacer durante el año. Te da motivación para demostrar todo lo que venís haciendo durante el año", concluye.
Secretario general por segunda vez
Además de ganar el centro de estudiantes, DNI pudo conseguir que el secretario general de dicho centro sea también de sus filas. Guillermo Canseco, compañero de fórmula de Betania y de tan sólo 21 años, ocupará el cargo por segundo año consecutivo.
El joven estudiante, que arrancó el cursado de la carrera en 2013 y ya está haciendo materias de cuarto año, responsabiliza su interés por la política a sus raíces: "Comencé a militar desde el primer año de la carrera. Venía con ganas de participar en la universidad y siempre me gustó la política. Vengo de una familia política y no tuve inconvenientes en definir cuál era mi espacio de participación".
Sobre los preparativos, asegura que "la previa es desgastante" porque las actividades electorales se diagraman desde temprano: "Nos juntamos a planificar la campaña a principios de año, hacemos un análisis de la realidad de la facultad, qué queremos empezar a trabajar y así vamos definiendo las cuestiones que vamos a instalar como ejes durante la campaña". Con demostración clara del presente de la universidad, Guillermo pone como ejemplo el reclamo sobre algunas problemáticas: "Reclamamos por el bar, que en este momento es privado. Además, queremos un menú estudiantil subsidiado y que se destine una partida presupuestaria para el centro de estudiantes . Son cuestiones que analizamos en la facultad y que son para tratar de mejorarlas".
A pesar del trajín que conlleva el trabajo durante el año y el armado de campaña, Guillermo declara como "incomparable" lo que se siente al momento de ganar. "La organización interna lleva una demanda muy grande de presencia en la facultad. Tenemos un grupo de compañeros que se pasa toda la carrera adentro de la facultad, de 7 a 20.30, y obvio que genera desgaste. Pero el día que ganamos las elecciones tenemos una recompensa incomparable con cualquier otra cosa", asegura.
Link: http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/La-presidenta-del-centro-de-Derecho-una-historia-de-voluntad-y-tenacidad-20160410-0035.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El inspirador joven con parálisis cerebral que compite en la prueba más difícil de triatlón

Johnny Agar tiene problemas motrices desde su nacimiento por parálisis cerebral. Junto a su padre se entrena arduamente para cum...