domingo, 2 de octubre de 2016

¿Por qué el tema del envejecimiento en las personas con síndrome de Down es relevante?


Recientemente, Carmen Morales Jenkins sacó a debate el tema de la pensión para personas que, como ella, tienen síndrome de Down (SD). Morales, de 50 años, pide a la Caja una pensión por vejez tras 20 años de trabajo.
Su solicitud tiene base científica: el proceso de envejecimiento se adelanta hasta en 20 años en esta población, en comparación con los adultos promedio.
El médico español José María Borrel conoce este tema. Él participó en el Congreso Centroamericano realizado este fin de semana en el país. El siguiente es un resumen de la entrevista.
¿Por qué el tema del envejecimiento en las personas con síndrome de Down es relevante?
En el caso del síndrome de Down, es un proceso biológico. En el cromosoma 21 hay unas proteínas responsables de este envejecimiento, de la oxidación de las células. De ahí es donde viene ese adelanto que incluso se puede cuantificar en unos 20 años.
¿Cuáles otras condiciones del envejecimiento se agudizan?
Podemos encontrar alguien con síndrome de Down con 40 o 50 años que tiene una regresión en todas sus funciones. Cuando se nos adelanta de esta manera, tenemos a una persona con riesgo de caídas, sin control de esfínteres, con una regresión en el plano cognitivo, inestabilidad… todos los grandes síndromes geriátricos, incluida la depresión, a lo que tenemos que dar una cumplida respuesta.
¿Y el corazón?
La persona con SD, de momento, parece ser que tiene una cierta protección hacia la patología coronaria igual que la tiene con la mayoría de los cánceres. Esto último se ha descubierto que tiene relación con los mismos genes del cromosoma 21. Por eso, muchas de las investigaciones abiertas en el mundo sobre el cáncer se están centrando en el cromosoma 21 para ver el factor de protección. Tampoco hay una incidencia alta de enfermedades coronarias en la persona con SD hoy. Y hablo de hoy en día porque desde el momento en que nos estamos empeñando en que se integren a la sociedad, a lo mejor también han estado protegidos de algunos factores como el estrés y el sedentarismo. En el futuro, ya veríamos, pero de momento no es de los problemas que nos preocupen. Nos preocupa más en estas personas ancianas el declive sensorial, la pérdida de la agudeza visual y auditiva.
¿Cómo se comporta la longevidad en ancianos con Down?
Una vez superadas las cardiopatías congénitas y las enfermedades infecciosas, que son las dos causas principales de mortalidad, estamos hablando de una expectativa de vida por encima de los 60 años. Pero la cosa va tan rápida que cada década ganamos diez años de expectativa de vida.
¿Qué le podemos decir a los Gobiernos sobre esta nueva situación?
Estamos hablando del envejecimiento, que se anticipa, pero también se anticipa enormemente la presencia de enfermedad de Alzheimer, con una alta incidencia precoz entre estas personas. De aquí a poco estarán superando los 70 años, pero habrá que ver cómo llegan a los 70 años. De momento, aún no afecta a toda la población con SD, pero ya veremos cuando todos vayan haciéndose de 60, 65 y 70 años.
”Probablemente, la incidencia sea tremenda. Entonces, plantearnos personas de 65 años con SD manteniendo la actividad laboral que tenían a los 30 o 40 años es tremendamente cuestionable. Biológicamente, no pueden mantener ese ritmo”.
Hay evidencia científica de que su condición biológica no les permitiría seguir trabajando hasta cumplir con la edad límite para personas promedio.
Sí, es así, pero es que además tampoco podemos decir que vamos a poner una edad. No podemos centrarnos en una edad, como decir que los jubilamos a todos a los 50. Es que hay gente que a los 40 y algo ha desarrollado un alzhéimer muy avanzado. Hay que hablar en otros términos.
Habría que particularizar cada caso. No se podría imponer una edad, como al resto de la gente.
Es indudablemente difícil legislar con base en cada uno, pero no es imposible.
Las organizaciones para personas con SD dicen que sería injusto pensionar por invalidez a quienes trabajan.
¡Claro! Otra cosa sería el decir: ‘Tiene un alzhéimer avanzado’, entonces sí podríamos decir que se le puede dar por ese alzhéimer. Pero por una vejez fisiológica, aunque le venga por adelantado, eso sería cuestionable.
A estas personas se les han dado condiciones para aumentar su expectativa de vida, y se les está motivando a incorporarse al mercado laboral, pero al final de su vida laboral, los estamos dejando solos… ¿Qué recomienda a los sistemas de salud para estas personas?
Legislar pero con base en la realidad de que hay un fenómeno fisiopatológico, pero siempre biológico, relacionado con un envejecimiento adelantado. Hay que tomarlo como una situación de envejecimiento, no como una situación de enfermedad.
¿Qué ha hecho España en este tema?
En España se está con la ley de dependencia; todo se está enfocando hacia esto, y está dejando al margen todos los demás problemas. Sea SD, sea una persona enferma… todo lo que precisa una atención especial entra en esta ley, y no es una buena solución en absoluto porque se está dejando de desarrollar la autonomía personal.
¿Cómo le suena el argumento de algunas autoridades de la Caja, que temen que se abra un portillo para que otros trabajadores con condiciones especiales también quieran una pensión adelantada?
Es un argumento, eh, indudablemente. Pero hay otras salidas laborales para las demás categorías laborales.
Al envejecimiento prematuro, se suma el tema del cuidado de estas personas. Al final, adultos mayores cuidan a una persona envejecida prematuramente.
Indudablemente, al cuidador hay que prestarle una serie de atenciones. Ya no solo es por el tema del envejecimiento. Es una realidad. Con el aumento de la esperanza de vida, padres e hijos van a ir envejeciendo al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alumnas con síndrome de Down se gradúan para enfrentar al mundo

Toda una fiesta se vivió con las emociones a flor de piel, con los mejores peinados y maquillaje posibles. Así se festejó la graduación ...