domingo, 2 de octubre de 2016

Profesora de educación diferencial llegó al altar junto a todos sus alumnos







 El matrimonio de la profesora Kinsey French fue mucho mejor de lo que había pensado, y la responsabilidad de eso fue, en gran parte, de sus pequeños estudiantes,quienes no sólo asistieron a la ceremonia, sino que la acompañaron al altar.
French trabaja como profesora diferencial en la academia cristiana Rock Creek en Louisville, donde tiene a su cargo a una clase de ocho niños de diferentes edades con síndrome de Down.
“Ellos son como familia para mi. Fueron mi primer curso y han sido mi único curso, y sabía que no podía tener un día especial sin ellos”,
Los pequeños llegaron a la ceremonia vestidos para la ocasión, y caminaron hacia al altar, algunos lanzando flores y otros llevando los anillos de los novios.
Por supuesto, tras la boda todos disfrutaron en grande de la fiesta. “Fue muy emocionante. Fue muy especial para Josh -su marido- y para mi tenerlos en este día y que vinieran a celebrar con nosotros“, agregó la maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...