miércoles, 26 de julio de 2017

Crecen los pedidos al Iapos para iniciar tratamientos con aceite de cannabis


Llegan cada vez más solicitudes. Hoy, 29 afiliados reciben en forma gratuita el fármaco importado desde Estados Unidos.
a obra social de los empleados públicos de la provincia (Iapos) recibe cada vez más pedidos de cobertura de tratamientos con aceite de cannabis. Actualmente, 29 afiliados en la provincia reciben gratis el fármaco importado de Estados Unidos con el nombre comercial de "aceite de Charlotte". Cada frasco, que en algunos casos alcanza sólo para quince días, cuesta unos 5 mil pesos.
Para la directora de la obra social, Soledad Rodríguez, la producción pública de medicamentos con derivados del cannabis será importante para reducir los costos de estos tratamientos y terminar con los engorrosos trámites de importación que pueden llevar un mes. Pero además posibilitará que los pacientes de la salud pública accedan a estas terapias en iguales condiciones que los afiliados al Iapos.
Esta semana, las autoridades del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de la provincia presentaron formalmente ante la Administración Nacional de Medicamentos (Anmat) un pedido para importar flores de marihuana, materia prima para la elaboración de aceite (ver aparte).
En marzo pasado, El Congreso nacional aprobó la ley que posibilita la investigación científica, la formación de profesionales de la salud y la producción estatal de medicamentos realizados en base a derivados de la planta.
Unos meses antes, en noviembre, la provincia había sancionado su propia norma que incorpora los medicamentos a base de cannabis en el formulario terapéutico provincial para el tratamiento de patologías como epilepsias, cáncer, dolores crónicos, fibromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple, tratamiento del dolor o estrés postraumático.
Los trámites
Desde que la Anmat autorizó a importar productos farmacéuticos que contienen aceite de cannabis como "excepción" para el tratamiento de enfermedades que no responden a las terapias profesionales, los familiares de personas con trastornos neurológicos severos o epilepsias comenzaron a demandar al Iapos la cobertura de esta medicación.
A fin de septiembre pasado, la obra social completó los trámites para importar la medicación para tres niños afiliados a la obra social. Actualmente son 29 los beneficiarios que reciben su tratamiento, de los cuales la mitad se incorporó en el último mes.
"Estamos viendo una curva ascendente en el pedido de estos tratamientos. Entendemos que esto va de la mano con que los médicos se familiaricen con la medicación y comiencen a indicarla, pero pensamos que después se va a estabilizar", consideró la directora de la obra social.
En todos los casos se trata de niños, adolescentes y adultos jóvenes con epilepsia refractaria, ya que la autoridad nacional solo autoriza el ingreso al país del aceite de cannabis para el tratamiento de esta patología, considerando que "es la única en la cual los estudios existentes permiten suponer una utilidad terapéutica real".
Rodríguez señaló que la mayoría de los pedidos recibidos en la obra social son de afiliados con epilepsia refractaria, "hemos recibido algunos por otras patologías, pero fueron casos muy aislados", explicó.
Para acceder al tratamiento, el médico debe prescribir y firmar los trámites de importación del aceite de cannabis. Una vez aprobada por el auditor, la gestión queda en manos de la obra social.
Los frascos de aceite se compran en Estados Unidos, a un laboratorio que lo produce con el nombre de "Charlotte's". Los dos frascos necesarios para el tratamiento de un mes de adolescentes y adultos cuestan 9.700 pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...