martes, 11 de julio de 2017

Los dispositivos electrónicos que ayudan a los niños a encontrar su voz





La tecnología alternativa de la comunicación es clave para los niños con autismo o problemas físicos que les impiden hablar. Cómo funcionan y cuáles son las diferencias entre sí
Selah no está lista para trabajar todavía. Pero su médica le pregunta: "¿Querés un vaso?" Selah agarra un iPad de color rosa brillante programado con más de 3000 palabras y fotos. Son pronombres en cajas de color amarillo, adjetivos en azul, sustantivos en blanco, verbos en verde con diferentes tonos para el tiempo pasado y otras conjugaciones.
Selah da un golpecito a un icono para beber, entonces los símbolos para beber agua aparecen en la pantalla y la versión de una niña de la voz de Siri dice "beber agua"
Selah Oelschlager tiene 6 años y está aprendiendo a hablar. "Es difícil para ella encontrar las palabras verbalmente, pero es fácil para ella encontrarlas aquí", explicó Carrie Kerr, su médica patóloga del habla, refiriéndose al dispositivo electrónico que ella llama el "hablador" de Selah. Una vez que Selah encuentra los símbolos y las palabras que corresponden a su hablador, Kerr añade, "es más fácil para ella aprenderlos verbalmente".
"El descubrimiento fue cuando ella no tuvo que usar el comportamiento para comunicarse. Antes, ella se habría levantado y nos habría traído el agua, o atornillado, o gritado porque no teníamos idea de lo que ella quería. Ahora, ella puede decirnos qué quiere y cuándo", dijo Kerr.
En la vida privada, Kerr se preocupa por el amplio apego a los dispositivos electrónicos. "Me vuelve loca". Pero para su vida profesional es todo lo contrario: los necesita. En sus sesiones de la terapia, los dispositivos alternativos de la comunicación son clave para los niños con autismo o problemas físicos que les impiden hablar.
La patología del habla
Kerr trabaja en un campo especializado de la patología del habla, las comunicaciones aumentativas y alternativas. Para ella, que trabaja con niños de alrededor de 18 meses a 12 años, todos ellos no verbales o con habilidades verbales limitadas, la tecnología es muy necesaria.
"El discurso no es el único problema que tienen la mayoría de ellos", aclaró Kerr. "Ellos tienen muchos especialistas, y yo solo soy uno. Paso mucho tiempo hablando con sus otros especialistas.
Las comunicaciones alternativas y aumentativas pueden ser tan poco tecnológicas como las tarjetas ilustradas o el lenguaje de señas. O tan sofisticado como el texto-a-voz que genera la caja de voz del físico Stephen Hawking, que opera contrayendo los músculos de la mejilla.
La diferencia entre Hawking y los niños con los que Kerr trabaja es que él sabía hablar, leer y escribir antes de perder la capacidad de comunicarse.
La tecnología Eye-gaze abre una pantalla de computadora a los niños no verbales que pueden mover solamente sus ojos. Hay tecnología diseñada para los niños que no pueden tocar un ícono con los dedos o agarrar un lápiz óptico. Hay dispositivos adecuados para niños que no son verbales y ciegos. Los elementos generados por voz se pueden personalizar para la voz de una niña, de un niño, de un hombre o de una mujer.
Las voces pueden venir con dialectos o idiomas de conmutación para niños no verbales en familias bilingües. Las aplicaciones de comunicación asistida están disponibles para iPhones y otros dispositivos electrónicos. Algunas unidades, como la de Selah, son exclusivamente para la comunicación. Sin juegos, sin videos de YouTube, sin mensajes de texto.
Las habilidades verbales de Selah eran casi inexistentes hasta hace aproximadamente dos años, dice su madre, que comenzó la terapia del habla a los 18 meses de la niña.

"El modelo de aprendizaje de Selah es diferente. No es suficiente para ella escuchar el lenguaje". Tiene que verlo, tocarlo, sentirlo, moverse hacia él. Las sensaciones están integradas en la aplicación del sistema de palabras, LAMP Words for Life, en el iPad de Selah y en la terapia de Kerr.
El juego, el funcionamiento, el baile, el balanceo, el canto y otras actividades en las sesiones se diseñan para que Selah esté atenta – pero también para ayudarla a hacer las conexiones entre los sustantivos y los verbos del discurso diario y los iconos en su iPad.
Todos los niños pequeños balbucean. Ellos tienden a balbucear electrónicamente cuando comienzan a aprender a usar dispositivos de comunicación alternativos. Entonces Kerr se mueve al lenguaje central, las palabras y pensamientos comunes que los niños pequeños usan más.
"No quiero que ella sólo se comunique; quiero que crezca en habilidades de lenguaje", afirmó Kerr, que cree que sin la tecnología nada de esto hubiese pasado y la comunicación con la pequeña hubiese sido casi imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...