miércoles, 13 de diciembre de 2017

La increíble amistad de Bella y George, el canino que le cambió la vida

Bella Burton, tiene once años y nació con el Síndrome de Morton, una rara enfermedad que padecen 3000 personas en el mundo (Facebook Bella)
Cuando tuvo la oportunidad de conocer a George, le cambió la calidad de vida notablemente (Facebook Bella)
Desde ese entonces, George no se separo de Bella y la acompaña en todos sus tratamientos y rehabilitaciones (Facebook Bella)
Bella es una pequeña de once años que nació con un extraño padecimiento, el Síndrome de Morton, sus padres encontraron a George como una solución a los problemas de la menor
Cómo le cambió la vida
Bella Burton es una niña oriunda de Estados Unidos que, con 11 años y sólo 19 kilos, intenta atravesar su infancia de la mejor manera junto con su gran compañero, su perro George.

Bella nació con el Síndrome de Morquio, un trastorno genético que no le permite movilizarse adecuadamente ya que este padecimiento ataca directamente a los huesos.

Esta enfermedad no tiene cura, pero sin embargo, la niña mejoró notablemente desde que conoció a George, un Gran Danés de 60 kilos que la asiste para que Bella pueda movilizarse y caminar hacia donde desea. Cuando la niña estaba atravesando sus primeros años de vida, los médicos le aseguraron a su madre que no iba a poder usar ni muletas ya que debería estar postrada toda su vida
Fue así que los padres pudieron encontrar una alternativa y así mejorar la vida de la joven para que pueda movilizarse por sus propios medios. Hoy George es uno más de su familia.

A partir que este perro de servicio encontró a su nueva dueña, la menor dejo paulatinamente las muletas y la calidad de vida fue mejorando considerablemente.

Esta rara enfermedad la padecen sólo 3 mil personas en el mundo y es causada por el mal funcionamiento de enzimas que ayudan a que se construyan los huesos, cartílagos y tendones.
En el año 2015, el can ganó el premio AKC Humane Fund Award for Canine Excellence, gracias a su constante colaboración con la niña y su rotundo cambio de vida.


La menor posee una página de Facebook en donde va contando las experiencias que atraviesa todos los mañanas junto con su perro, que la acompaña de manera fiel a todas las rehabilitaciones a las que la menor se somete cada dos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que hablamos cuando hablamos de amor

QUE HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE AMOR… No hace falta más que miradas, abrazos, besos en el momento justo, y principalmente estar allí, si...