domingo, 21 de enero de 2018

Crearon una aplicación para sordomudos con un avatar que "habla" en lenguaje de señas

Crearon una aplicación para sordomudos con un avatar que "habla" en lenguaje de señas
Crearon una aplicación para sordomudos con un avatar que "habla" en lenguaje de señas
Crearon una aplicación para sordomudos con un avatar que "habla" en lenguaje de señas
La desarrollaron ingenieros y asistentes sociales del Oeste del Conurbano. Google los premió y ahora los apoya para que terminen de desarrollarla. 
En tiempos de nuevas tecnologías, un grupo de ingenieros y asistentes sociales de la Zona Oeste unieron sus conocimientos para obtener una solución multiplataforma que permite traducir la voz hablada y la palabra escrita a la lengua de los sordos.
“Signalo”, la aplicación que promete romper las barreras comunicacionales entre las personas oyentes y sordas, funciona básicamente a través de un diccionario interactivo. Para lograr una mayor inclusión, los coordinadores del equipo –algunos graduados de la Universidad de La Matanza– diseñaron a “Sigu”, un personaje 3D que acompaña al usuario mientras traduce al lenguaje de señas un texto o la voz de una persona.
Premiado por Google y también a partir del apoyo de entidades argentinas, el proyecto avanza con buenas perspectivas. “Hace un año y medio que venimos trabajando día a día para que esto sea posible", explica Agata Fornasa (38), vecina de Morón y Presidenta de la Asociación Civil “Señas en Acción”, que informa acerca de los obstáculos que se presentan en la vida de un sordo.
“La aplicación ayudará a que se establezca una comunicación eficiente y continua entre todos. A la hora de recibir un diagnóstico médico, la comunidad sorda podrá usar ‘Signalo’ para interpretar los resultados del estudio, o comprender textos académicos”, explica Daniel Cardaci (32), ingeniero en Informática graduado en UNLaM. Además, hace hincapié en las opciones que brindará a sus usuarios. “La lengua de señas es distinta según los países, por eso la aplicación estará habilitada para todos los idiomas”.
El proyecto dio un salto luego de participar en el “Desafío Google Sudamericano”, donde el grupo de profesionales que lo lleva adelante obtuvo un premio de U$S 350.000 para seguir desarrollando la app. "Es la primera vez que Google organiza este desafío en el continente y no dudamos en anotarnos”, cuenta Fornasa.
Los avances del equipo dieron sus frutos, también, al ganar el concurso de Mentes Transformadoras de la Fundación Nobleza Obliga. Y ahora, la Universidad de La Matanza aporta su granito de arena, ya que abrió las puertas de una de sus oficinas para que el equipo pueda reunirse y desarrollar la aplicación allí.
“Tuvimos una gran repercusión y estamos contentos de que la gente sepa de la importancia de integrar a la comunidad sorda. Todos podrán acceder a la app”, dice Fornasa, quien coordina el proyecto junto a Martín Krzyszkowski, Analía Recine y Daniel Cardaci.
Explica que se trata de una plataforma colaborativa, donde la gente podrá agregar palabras y señas nuevas, que luego serán corroboradas por el equipo. Si bien todavía no está lista para su descarga –la que estará disponible de forma gratuita para smartphones, tablets y PC– el equipo cuenta con la ayuda de programadores de Google, que aseguran la habilitarán este año.
El censo de 2010 indicó que por entonces había 500.020 no oyentes en el país, cifra que ha aumentado en los últimos años. Ese fue el disparador para emprender el proyecto. La aplicación funciona a través de Unity, un motor de videojuegos que traduce la voz en tiempo real. En la etapa final del desarrollo y luego del premio, especialistas de Google asesoran a los creadores del avatar. “Los tutores nos ayudan con la mecánica y los movimientos de Sigus, que es en lo que estamos trabajando actualmente”, dice Cardaci.



Prócer, el dispositivo que transforma texto en voz está ya a la venta


El equip ya está a la venta
Desarrollado por egresados de la Universidad Nacional de Córdoba, ya está en el mercado.
Un equipo portátil que transforma texto impreso en voz y que fue desarrollado por cuatro jóvenes ingenieros egresados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y que ya está a disposición de quienes lo requieran.
Manuel Díaz Ferreiro, Julián Guerrero, Mariano Lescano y José Rigodino -tres ingenieros en Computación y uno en Electrónica- empezaron a trabajar en la idea hace dos años y ahora ya es un producto que se comercializa mientras ellos avanzan en otro destinado especialmente a personas con problemas de dislexia.
Prócer -el nombre deriva de un perro de un capítulo de los Simpsons- es un dispositivo del tamaño de un celular que adquiere una imagen y convierte todo lo que es texto en voz; procesa la información y clasifica si es texto (incluye controles que permite volver a escuchar párrafos, generar resúmenes, grabar o exportarlo a un PDF) o factura de servicios; también incluye una cámara para reconocer la denominación de billetes.
En diálogo con LA NACION -que en su momento mostró el prototipo- Díaz Ferreiro explica que lo están usando 146 personas y que lograron financiarse a través de una campaña de preventa en la que colocaron 70 unidades cuando todavía eran prototipos.
El costo es de $10.400: "Sabemos que es mucho dinero pero al lado de otras soluciones tecnológicas es muy barato. El problema es que por nuestra escala los costos de producción son altos, casi con lo que vendemos una unidad armamos otra".
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 1% de la población mundial es ciega y el 4% tiene problemas severos de visión; en Argentina hay unos 4000 estudiantes universitarios con problemas de visión, según un relevamiento de la Secretaría de Políticas Universitarias.
"Las funcionalidades del dispositivo en el 80% nacieron por las sugerencias de la gente, nos fueron orientando sobre sus necesidades -agrega Díaz Ferreiro-; las actualizaciones son gratuitas". Antes de salir al mercado lo probaron unas 200 personas.
El grupo ahora está desarrollando un equipo exclusivo para dislexia y también están en contacto con comunidades de usuarios. "Incluso es más simple porque hay grupos más organizados y centralizados".
El objetivo, a través de la tecnología, es achicar la brecha entre las personas ciegas, disléxicas o con disminución visual y el resto de la sociedad, logrando una mayor inclusión.
Por: Gabriela Origlia

viernes, 5 de enero de 2018

Es suizo, veranea en Mar del Plata y su historia inspiró a todos en el skatepark de la rambla

Alex Pipoz posa en el skatepark de la rambla de Mar del Plata (Fotos de Christian Heit)
Alex llegó desde Suiza y está por primera vez de visita en la ciudad balnearia. Lo primero que hizo fue buscar un skatepark y alquilar una habitación cerca
Alex Pipoz viajó hace unas pocas semanas desde Suiza a la Argentina para visitar a su novia, Simone, que desde hace varios meses cursa un posgrado de arte en Buenos Aires. Oriundo de Basilea, hoy pasa unos días con ella en Mar del Plata y esta semana sorprendió a todos los que lo vieron rodar en el skatepark del Bv. Peralta Ramos, al que llegó con su historia a flor de piel.
Fueron en total unos 244.880 turistas los que llegaron a Mar del Plata el último fin de semana desde distintos lugares del país y -por qué no- del mundo. Entre ellos Alex y Simone, una pareja suiza que pasa unos días en la ciudad balnearia, intentando conocer los paisajes que menos se les parezcan a los de su Basilea natal, en el límite con Alemania y Francia, según dicen, muy parecidos a los del sur argentino. Por eso en unas semanas planean, además, conocer el norte argentino.
Cuando Simone, que desde hace varios meses estudia en Buenos Aires, le propuso a Alex conocer Mar del Plata, él no tenía la menor idea del lugar del que ella le estaba hablando. Sin embargo, dijo que sí y después hubo una sola cosa que le interesó saber: "Lo primero que hice fue meterme en Google Maps y buscar dónde había un buen lugar para hacer skate", dice él, mientras a su alrededor saltan bicicletas y se escucha constante el ruido de las tablas girando sobre el pavimento.
El skate es desde hace más de 20 años la pasión de Alex. Entra en el bowl y lo atraviesa a toda velocidad, los que practican a su lado y lo ven por primera vez  se quedan unos minutos con la vista fija en la pierna metálica, lo miran mantener el equilibrio, deslizarse, analizan sus movimientos, unos se sonríen, otros asienten con la cabeza y siguen en lo suyo, es uno más, a los pocos minutos a nadie le importa cuántas piernas tiene.
"Cuando tengo puesto el pantalón largo la gente no se da cuenta de que no tengo la pierna", dice él, que sonríe como acto reflejo a todo el que se le acerca y luego de cada movimiento necesita algunos minutos para recuperarse. Con las pasadas la herida y los huesos comienzan a pasar factura. Hace 6 años, a partir de un cáncer que hoy está controlado, un médico en Suiza le informó que iban a tener que amputarle la pierna. "No", respondió él. Cuando le preguntó "¿Por qué no?", dijo que no estaba dispuesto dejar el deporte, a lo que el médico le contestó que no tenía por qué hacerlo. Pero no fue fácil
"Todos mis amigos hacen skate, somos un gran grupo, mis mejores amigos lo hacen y sus hijos también", comparte él con Infobae y deja saber que fueron precisamente ellos los que lo desafiaron tras la operación a volver a subirse a una tabla: "Tengo unos amigos a los que tenía pensado visitar en Barcelona y después de lo que pasó me dijeron que todavía me esperaban, que tenía que ir ahí y hacerlo con ellos. Entonces me puse ese plazo para poder lograr volver a subirme".
"El skate tiene el poder de conectar personas de distintos lugares", suma Simone mientras lo ve atravesar la pista y comenta que a diferencia de Mar del Plata, donde el skatepark sobre el Bv. Peralta Ramos es una obra del gobierno de la Provincia de Buenos Aires, en Suiza el Estado jamás invertiría en hacer una. Sin embargo, es gracias a esa cercanía que genera entre las personas el deporte que nunca falta un lugar donde practicar, un punto donde encontrarse con "buenas personas".
Otra de las diferencias con su país es que la gente acá se le acerca. Los más chicos le hacen preguntas, algunos hombres mayores que lo ven a la pasada paran a felicitarlo y otros skaters le piden una foto, quizás estos últimos los que más entiendan sobre la dificultad de hacer con una sola pierna lo que ellos intentan con dos. "En Suiza solamente me miran, es muy extraño que alguien se acerque", comenta Alex, que abre la mochila y saca una botella de agua. Después vuelve al borde de la pista, mira un momento el mar, y con un gesto que hace parecer natural pero que lo costó horrores volver a aprender, se lanza otra vez con la tabla al vacío

Se realizó en Argentina el primer trasplante bipulmonar y hepático de Latinoamérica

Matias Proverbio, de 19 años, junto al equipo médico de la Fundación Favaloro que realizó el trasplante pionero.

Matías, un joven de 19 años de Avellaneda, recibió dos pulmones y un hígado. Hacía dos años estaba en lista de espera en el Incucai, tras un diagnóstico de fibrosis quística. La inédita cirugía duró 12 horas.

Argentina sigue estando a la vanguardia de Latinoamérica en trasplantes de órganos. Por primera vez en el país y la región, médicos de la Fundación Favaloro realizaron un trasplante bipulmonar y hepático. Fue el último 12 de diciembre y permitió a Matías, un joven de 19 años de Avellaneda que padece fibrosis quística -un trastorno genético que afecta sobre todo a los pulmones- 'volver a nacer'.“Matías vino a evaluarse por insuficiencia respiratoria avanzada y al analizar cómo estaba el resto de su organismo encontramos que cursaba una insuficiencia hepática severa con cirrosis. Lo cual nos llevó a discutir cuál era la mejor estrategia y decimos realizar un trasplante combinado”, le explicó a Alejandro Bertolotti, jefe de trasplantes de la Fundación Favaloro.
La cirugía se extendió por casi 12 horas y requirió un equipo médico de 18 especialistas: diez cirujano, dos anestesistas, cuatro instrumentadores y dos enfermeros. “La estrategia quirúrgica consistió primero en hacer el trasplante bipulmonar, eso nos permitió estabilizar al paciente y tener mejor oxigenación de todo su organismo. Luego se hizo el trasplante hepático”, detalló Bertolotti.
El especialista remarcó que no es común realizar este tipo de cirugías. “Es la primera vez que se hace en la Argentina y en Latinoamérica. En EE.UU. solamente se han realizado 91 trasplantes de este tipo a lo largo de la historia y en Europa muy pocos también. No hay mucha experiencia porque afortunadamente no se da esta conjunción de insuficiencia hepática y pulmonar de manera tan frecuente. Hasta el día de hoy no teníamos una respuesta para estos pacientes y hoy se empieza a vislumbrar por lo menos una ventana”, sostuvo.
La fibrosis quística es una enfermedad genética que afecta principalmente a los pulmones, y en menor medida al páncreas, hígado e intestino. La padecen uno de cada 7.000 nacidos vivos y hasta el momento no tiene cura. "Es muy difícil esta enfermedad, a los 16 me diagnosticaron en el Hospital Argerich, me atacaba mucho los pulmones, el hígado y el páncreas", contó Matías  "La doctora me dijo que la única forma de salvar mi vida y estar sano era el trasplante, por eso me lo tome bien, tranquilo”.
Matías fue dado de alta hace una semana luego de recibir el reemplazo de sus dos pulmones y su hígado, tras dos años de permanecer a la espera de los órganos. Hoy puede respirar sin ayuda de un dispositivo mecánico y alimentarse adecuadamente. Su mamá, Zulma, agradeció a la familia del donante, al Incucai y a los médicos de la Favaloro. “Esto sin donantes no se puede hacer, necesitamos más donantes de órganos para poder ayudar a más personas como Matias”, concluyó Bertolotti. Se puede manifestar la voluntad de donar órganos y tejidos s través de la página del Incucai: www.incucai.gov.ar.
Fuente: Diario Perfil

jueves, 4 de enero de 2018

La fuerza del deseo: un cordobés se recibió de abogado a los 82 años

El festejo de Eduardo.


La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo

La imagen puede contener: 2 personas

La fuerza del deseo: un cordobés se recibió de abogado a los 82 años

Después de cinco años de estudio intenso, un hombre de 82 años se recibió de abogado en la Facultad de Derecho en el Universidad Nacional de Córdoba.
“Eduardo quiere transmitir que no hay trabas, que se puede cumplir con todo lo que uno se proponga”, comentó su hija al diario La Voz del interior.
Y es que para Eduardo Etchepare no hay obstáculos grandes: hizo la carrera casi año a año con una discapacidad visual, dos audífonos, una operación de cadera y un marcapasos.
Algunos de sus ex compañeros de carrera subieron postales a Facebook para relatar lo orgullosos que estaban de él y cómo se había transformado en un ejemplo de superación, vocación, y voluntad.

Cursos gratuitos en informática para jóvenes


 El programa comienza en febrero y se cursa dos veces por semana.

Están orientados a personas de entre 16 y 30 años, a quienes se capacitará además en preparación para el mundo del trabajo y elaboración de CV
La ONG Cilsa lanzó la edición 2018 del Programa de Oportunidades Económicas a través de la Tecnología en las Américas (Poeta). Se trata de una iniciativa gratuita que capacita en el uso de herramientas informáticas a jóvenes con o sin alguna discapacidad.
El programa comienza en febrero y brinda formación en informática básica (Microsoft Office, Windows e internet), introducción a la programación, plataformas virtuales de aprendizaje, talleres semipresenciales de preparación para el mundo del trabajo y orientación ocupacional, diseño del CV y preparación para entrevistas laborales.
Está orientado a jóvenes de entre 16 y 30 años y se cursa dos veces por semana: Lunes y miércoles de 9:30 a 12:00 o de 14 a 16:30; martes y jueves de 9:30 a 12:00 o de 14 a 16:30.
Más info e inscripción: 4374444 | Programa Poeta

Reglamentan uso de bastón rojo y blanco para personas con sordoceguera

El bastón se considerará como elemento y/o instrumento de apoyo para las personas con esta discapacidad.


Al ponerse en práctica la iniciativa, las personas con sordoceguera podrán ser identificadas en la vía pública

Quedó reglamentado el uso del bastón rojo y blanco "como instrumento de orientación y movilidad" para personas con sordoceguera. Así se estableció en el Boletín Oficial de la ley 27420.
Al ponerse en práctica la iniciativa, podrán ser identificadas en la vía pública a través del bastón rojo y blanco, el que "tendrá iguales características en peso, longitud, empuñadura elástica, rebatibilidad y anilla fluorescente que los bastones blancos utilizados por las personas ciegas", se informó en el articulado de la norma, según Télam
El bastón se considerará como elemento y/o instrumento de apoyo para las personas con esta discapacidad. Su cobertura será obligatoria para los servicios públicos de salud y las obras sociales, según se estableció en el texto firmado por la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, y el de Diputados, Emilio Monzó. 
Por lo tanto, se facultó al gobierno nacional a realizar "una masiva campaña de difusión nacional acerca de las ventajas de la utilización del bastón rojo y blanco para las personas con sordoceguera y de su significado para comprensión de toda la ciudadanía”.
El bastón rojo y blanco fue establecido por la Federación Mundial de Sordociegos (World Federation of the Deafblind-WFDB) como el símbolo para identificar a las personas con sordoceguera.

Inclusión: Representando espacios urbanos ciegos

El dispositivo consiste en una base con grilla bidireccional, sobre el que se insertan elementos de distinta medida y volumen.

Investigadores de la UNGS diseñaron un dispositivo táctil que permite aprender y estudiar conceptos espaciales. Si bien está orientado a personas con discapacidad visual, el artefacto puede ser empleado para cualquier instancia de enseñanza


 La innovación, como casi todas, nació con una pregunta y un desafío: ¿cómo enseñar conceptos espaciales y de diseño a un estudiante con discapacidades visuales? Así nació URBIS, un dispositivo táctil que permite enseñar y aprender cuestiones sobre espacios urbanos.


La historia comenzó con las limitaciones para dictar clases a un estudiante con discapacidad visual de la Licenciatura en Urbanismo, que la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) brinda en Zárate, Buenos Aires.

“Como la carrera de Urbanismo se enfoca en interpretación del espacio urbano, en lectura de planos y cuestiones de geografía, los docentes nos consultaron qué podíamos hacer”, cuenta a la Agencia CTyS-UNLaMEduardo Rodríguez, director del proyecto e investigador en el área de Ciencias y Tecnologías básicas, del Instituto de Industria de la UNGS .

“Nuestra propuesta era que el usuario pudiese cambiar de lugar las cosas y fabricar así distintos escenarios”, agrega.

Así, el dispositivo consiste en una base con grilla bidireccional, sobre el que se insertan elementos de distinta medida y volumen. “Originalmente estaba pensado para que los cuadrados representen manzanas o cuadras. Las calles están en bajorrelieve, para que haya una diferencia al tacto”, ilustra Rodríguez.

Sin embargo, al armar el dispositivo para que fuera probado por el estudiante, descubrieron que la innovación tenía mucho más alcance. “Era cuestión de cambiarle la escala a la grilla y de esa manera pasar de representar una ciudad a un barrio, una plaza, una casa o lo que se necesite”, afirma.

Alumnos con discapacidad auditiva se recibieron de Diseñadores de Indumentaria

La capacitación tuvo una duración de tres meses y se dictó en la Escuela Técnica Particular Nº 2048 Oratorio Domingo Savio.

Se trató de un curso apuntado a brindar nuevas herramientas para mejorar sus condiciones de empleabilidad
Alumnos con discapacidad auditiva egresaron del curso de Formación Profesional en Diseño y Confección de Indumentaria. El mismo estuvo apuntado a brindar nuevas herramientas para mejorar sus condiciones de empleabilidad.
La capacitación tuvo una duración de tres meses y se dictó en la Escuela Técnica Particular Nº 2048 Oratorio Domingo Savio, ubicada en Don Bosco 50, del distrito Norte. Los participantes contaron con la asistencia de un intérprete en Lengua de Señas Argentina. La intendenta Mónica Fein encabezó la entrega de certificados en el Centro de Innovación y Desarrollo Local (Cidel).
Andrea Trovato fue la docente encargada del curso. Contó el proceso de trabajo: “Buscamos que los alumnos aprendieran el manejo de máquinas industriales, arrancamos por las máquinas comunes -que algunos no habían visto nunca-, y aprendieron con las industriales a enhebrarlas y desenhebrarlas, algunas tienen 5 o 6 hilos, y eso les va a servir para trabajar”, detalló.
Trovato valoró estos meses junto a ellos como una “experiencia hermosísima, para ellos y para mí, fue un aprendizaje día a día en la comunicación. Ellos tienen mucha memoria visual y aprendieron rapidísimo. Se hicieron prendas que alumnos oyentes míos tardan un montón y ellos lo lograron en poco tiempo. Era increíble la demanda: `ahora quiero hacer bolsillos´ y les decía eso llegará al final del curso y lo demandaban, fue maravilloso. Superó las expectativas”, aseguró.

"Playa accesible": un espacio de igualdad e inclusión en Punta del Este

El horario del servicio es de 8 a 20.30, todos los días
La rampa de acceso a la “playa accesible” (Infobae)

En la parada 8 de La Mansa, un espacio reúne la igualdad y la inclusión
Los colaboradores ayudan a niños y adultos a que puedan divertirse en la arena y el mar
En la parada 8 de Playa Mansa, un equipo de docentes ofrecen propuestas recreativas para niños y adultos con discapacidad motriz, intelectual y lesionados medulares. En qué horarios y días se llevará a cabo

La escena graficó la necesidad convertida en agradecimiento. Eran muchos vecinos de Maldonado y otros tantos turistas que conocieron la noticia durante los días anteriores: en la parada 8 de la Playa Mansa, una rampa de madera cuyo fin es la arena propone algo más que un simple camino al mar. No solo es la inclusión de casi 200 personas que concurren diariamente a esa zona, sino la posibilidad de que otros cientos puedan encontrar allí el disfrute de cada día.

La "playa accesible", impulsada por la Intendencia de Maldonado (IDM), ofrece un servicio que funciona, todos los días, entre las 8 y las 20.30, orientado por un equipo técnico integrado por nueve docentes. Se establecieron dos turnos, y a ellos se les suman cinco ayudantes con discapacidad que colaboran en la atención a los usuarios.

Observando la multitud, en un costado, Francisco, un turista brasileño que visitó por tercer año consecutivo Punta del Este junto a su mujer. Tiene 66 años y una discapacidad motriz que le impide caminar, a menos que sea ayudado por otra persona y en forma paulatina. "Este año paramos en un hotel que está cerca de esta playa y pudimos disfrutar de la arena y un mar tranquilo porque vinimos aquí, y a nosotros nos gusta. Yo solo pido que me ayuden a llegar hasta la reposera y listo. Pero el servicio es muy importante", dijo a Infobae.

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, acompañó a los usuarios del Programa Playa Accesible y destacó que "es una satisfacción ver como la gente disfruta, hace el esfuerzo para llegar y acceder a la playa porque significa estar en las mismas condiciones de igualdad que el resto".
La directora de Políticas Inclusivas de la IDM, Eliana González, confirmó que "la atención se extenderá hasta el 28 de febrero". Habrá propuestas recreativas para niños y adultos con discapacidad motriz, intelectual y lesionados medulares; además de adultos mayores y grupos pertenecientes a centros especializados.

En la misma línea, el director general de Deportes, Martín Laventure, subrayó que "es un trabajo integral basado en la inclusión. Es un esfuerzo que todos merecían, ya que nadie puede ser despojado del derecho a disfrutar".

En el lugar, también estuvo presente la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores y Cultos de la Cámara de Diputados de Argentina, Cornelia Schmidt-Liermann, quien expresó su alegría porque "se están cumpliendo con los artículos 9 y 30 de la Convención sobre los Derechos de Personas con Discapacidad, que justamente habla de turismo accesible. Estoy maravillada y le doy gracias a Uruguay que nos de este ejemplo. Tenemos que trabajar estas cosas para que también se ponga en funcionamiento en Argentina".


https://www.infobae.com/discapacidad/2018/01/04/playa-accesible-un-espacio-de-igualdad-e-inclusion-en-punta-del-este/

Gino Tubaro: "Me di cuenta de que la tecnología podría ayudar a las personas y desde ahí no paré"


Gino Tubaro, el joven inventor que cambió la vida de más de 700 personas (Adrián Escandar)

Tubaro aprecia el impacto mediático, para que cada vez más gente se entere de la iniciativa (Adrián Escandar)
Gino Tubaro crea “manos de superhéroes”
El inventor ayudó a Owen a ponerse las manos y le enseñó actividades de la vida cotidiana
El pequeño de nueve años nació con una malformación genética y el caso llegó a Gino Tubaro, quien le brindó dos manos de “super héroe”
Su nombre se relaciona directamente con el espíritu de la solidaridad. Gracias a las prótesis que realiza a medida con impresora 3D, más de 700 personas sin brazos o manos pudieron mejorar su calidad de vida. Para esta Navidad, se disfrazó de Papá Noel y entregó prótesis de "superhéroes" a varios niños de Capital y el Gran Buenos Aires. La historia de Owen, el niño de 9 años al que Tubaro cambió la vida

Su nombre es Gino Tubaro, y apenas supera los 21 años. Aunque hoy su nombre resuena de manera constante gracias a sus increíbles acciones de solidaridad, él sigue considerándose "un simple pibe de barrio" que ayuda con su ingenio: crea prótesis a medida de manos y brazos para convertir a los niños en superhéroes.

El joven inventor es oriundo de Pompeya, y su labor tuvo un gran impacto mediático cuando cautivó la atención del ex presidente de Estados Unidos Barack Obama  y cuando realizó una aparición en el piso del programa de Marcelo Tinelli para ayudar a un niño de Salta que sufrió quemaduras a que tenga manos.

El impacto mediático sirve más que nada para que muchas personas que no conocen la iniciativa o piensan que deben pagar algo o que hay algún beneficio personal puedan informarse y hasta pensar en pedir una mano para algún conocido a través de la página".

"Es divertido y me asombra ver cómo la tecnología puede ayudar a las personas y cambiarles aunque sea un rato su vida", afirmó el joven. "Me sigo acordando de la primer mano que hice para Feli y de las 700 a las que llegamos a hacer junto con el equipo".

El impacto mediático sirve más que nada para que muchas personas que no conocen la iniciativa o piensan que deben pagar algo o que hay algún beneficio personal puedan informarse y hasta pensar en pedir una mano para algún conocido a través de la página".

"Es divertido y me asombra ver cómo la tecnología puede ayudar a las personas y cambiarles aunque sea un rato su vida", afirmó el joven. "Me sigo acordando de la primer mano que hice para Feli y de las 700 a las que llegamos a hacer junto con el equipo".


"Todo empezó cuando una vecina le mandó un mensaje a Gino a través de su página de Internet, contando la situación de Owen. Le enviamos fotos y medidas y luego de un tiempo lo teníamos vestido de Papá Noel en la puerta, listo para sorprender al nene y pasar el rato", afirmó muy entusiasmada Silvia, quien reside en el barrio porteño de Pompeya. "Él está muy feliz, aunque de vez en cuando me pregunta por qué nació con las dos manos así".

"Owen estaba emocionado de que Gino haya ido vestido de Papá Noel junto con sus elfos y que estén ahí para ayudarlo", dijo Silvia, quien resaltó todo el tiempo que Owen es un chico independiente, aunque estas prótesis sin uda mejorarán su calidad de vida: "Le enseñaron a lavarse los dientes con sus nuevas manos, a mover los dedos, a agarrar un vaso, los cubiertos, a realizar actividades cotidianas que, aunque mi hijo las sabía hacer sin esas manos, de a poco se irá acostumbrando".


El pedido de Owen lo teníamos hace mucho. Lo que pasa es que fue tal el éxito y repercusión que tenemos que vamos solucionando a medida que pasa el tiempo y podemos. Con el objetivo de la Navidatón pensamos pasar por las casas de las familias asignadas y también la idea era pasar un poco el tiempo con ellos, enseñarles cómo funcionan, la movilidad, pasar un tiempo de calidad con sus familias y conocerlos", afirmó Tubaro.


El pequeño Owen, que va a tercer grado en un colegio de Parque Patricios, esperaba con ansias la llegada del inventor y preguntaba: "Mamá, ¿hoy viene Gino?". "Lo recibimos en la casa de mi hermana y el nene estaba inquieto, sabía que algo iba a pasar", contó la mamá de Aquino, quien aseguró que al ser un chico muy querido en el barrio, la familia no era la única que estaba presente, sino que se encontraban los vecinos y amigos de Owen.

Owen y Gino tuvieron un encuentro en Pompeya en donde compartieron un momento de felicidad que acompañará a Owen toda su vida.


Tecnología ayudará a los ciegos “ver” a través de otras personas

(The Washington Post / Jahi Chikwendiu)
(The Washington Post / Jahi Chikwendiu)
(The Washington Post / Jahi Chikwendiu)
(The Washington Post / Jahi Chikwendiu)
Mientras Nick Cantos se probaba un par de elegantes gafas, una voz le hablaba a través de su iPhone.

"Veo la estatua de George Mason. Parece una estatua de bronce, con un pergamino en la mano izquierda", decía la voz de una mujer.

Cerca de allí estaban los hermanos de Nick, Ley y Steven, que también estaban poniéndose algunas gafas, haciendo ajustes aquí y allá.

Los tres, de 18 años, son trillizos de Arlington (Virginia) y están completamente ciegos. Y esas gafas no son gafas normales. Son lentes de Aira, una compañía con sede en San Diego (California) que ha desarrollado unas gafas inteligentes para ayudar a las personas ciegas y con discapacidad visual a que puedan hacer las tareas diarias. Los espejuelos están equipados con una cámara, que alimenta de video a un agente remoto que luego narra lo que ve en tiempo real, por el teléfono, al usuario.

La mujer que hablaba con Nick era Erin Cater, una de los 100 agentes de Aira desplegados por todo el país. A casi 4,500 kilómetros de distancia, en San Diego, ella se desempeña como los ojos de Nick, describiendo para él todo lo que está dentro de la visión de la cámara.

"Es como una descripción de audio de la vida", afirma Nick.

En una reciente y cálida mañana de otoño, Nick, Leo y Steven hicieron un recorrido por la Universidad George Mason acompañados de su padre, Ollie Cantos, y la subdirectora de admisiones del centro, Lauren Wagner.
Los hermanos nacieron ciegos y hace unas semanas se convirtieron en los primeros trillizos ciegos en alcanzar el rango de Eagle Scout, el rango más alto de los Boy Scouts.

Se graduaron de la escuela secundaria en junio de 2017 y postergarán la universidad por un año para poder asistir a un curso intensivo de capacitación de seis meses en el Carroll Center for the Blind, a las afueras de Boston, para aprender las habilidades necesarias para una vida adulta independiente.

Por ahora, probaron la experiencia del campus universitario de la forma más sensorial posible. Olieron las hojas de otoño, escucharon cómo soplaban los árboles, sintieron el bullicio energético de los estudiantes. Y con las gafas Aira experimentaron una parte de la vida cotidiana con un nivel de detalle que nunca antes habían tenido.

Mientras Nick se abría paso lentamente por el corazón del campus, el joven trataba de descubrir el material del suelo por el que caminaba.

"¿Es de adoquines?", preguntaba a Cater, la agente de Aira.

Cater le dijo que era una mezcla de ladrillo y concreto. Luego le describió su entorno, al mínimo detalle y en tiempo real. Ella le indicó que una estudiante con una camiseta sin mangas azul acababa de pasar. Un hombre que empujaba un carrito negro de comida estaba justo frente a él. Y un carrito de golf le estaba pasando por su lado izquierdo.

"¿Un carrito de golf? ¡Guau!", contestó incrédulo.
Nick se detuvo afuera del centro principal de estudiantes. A su izquierda, a unos 4 metros, había una gran señal, pero Cater no pudo entender lo que decía. Así que tomó una foto del video, la amplió y leyó el letrero. Ella le dijo a Nick que decía "Roger Wilson Plaza".

Toda esta nueva información, según Nick, "es un nivel de mejora para mí". Esta tecnología es tan buena que incluso quiere hacer una gran caminata hasta una montaña y disfrutar realmente del paisaje, a diferencia de la última caminata que hizo, cuya experiencia encontró inútil y miserable.

Ahora no puede esperar a que un agente le describa las vistas panorámicas de la cima de la montaña.

En 2013, Suman Kanuganti jugaba con un par de Google Glass cuando se le ocurrió una idea: ¿qué pasaría si su amigo Matt Brock, que había perdido la visión varios años antes, pudiera ponerse esas gafas y transmitir el video capturado a través de su cámara incorporada y que otra persona lo viera y describiera las imágenes?

Kanuganti se sumergió de lleno en esta tecnología. Fue cofundador de Aira en enero de 2015, comenzó a realizar ensayos a gran escala a mediados de 2016 y lanzó oficialmente el servicio en abril.

Según Kanuganti, de 37 años y que también se desempeña como director ejecutivo de la compañía, Aira tiene "cientos" de usuarios. El servicio funciona a través de un modelo de suscripción, con un plan básico que cuesta USD 89 al mes para un servicio de 100 minutos con un agente capacitado. Los agentes, que en su mayoría son contratistas, trabajan en un modelo bajo demanda como el de Uber, inician sesión para atender las llamadas de los usuarios y cobran por las horas trabajadas.

"Tienen que aprender a pensar como ojos, no como cerebros", subraya el ideólogo del dispositivo.

La magia en todo esto radica en la simplicidad de la solución: la falta de un sentido, la vista, es reemplazada por otra persona, el agente.

"Se vuelven uno", dijo Kanuganti.

Compartió la historia sobre cómo las gafas han ayudado a una madre a leer cuentos antes de acostar a su hijo todas las noches, un usuario que quería ensamblar muebles de Ikea y otra mujer que fue de compras.

"Literalmente lloró cuando pudo adquirir el producto", recuerda sobre una de sus clientas.

Chris Danielsen, director de relaciones públicas de la Federación Nacional de Ciegos, que es un inversionista de Aira, remarca que las nuevas gafas tienen el potencial de mejorar la vida de las personas ciegas y aumentar su independencia, pero agrega que es importante ser realistas en las expectativas sobre cómo las nuevas tecnologías abordarán los desafíos que enfrenta la comunidad de ciegos.


"Somos muy cautelosos al decir que una tecnología como esta va a transformar la vida de las personas. Pero lo que hace es proporcionar otra capa de información a la que antes no teníamos acceso de forma sencilla", comenta Danielsen.

miércoles, 3 de enero de 2018

Patologización y medicalización de la infancia

Resultado de imagen para patologizacion de la infanciaResultado de imagen para Patologización y medicalización de la infancia


Las tensiones y encrucijadas diagnósticas nos lleva necesariamente a pensar que en la actualidad los dispositivos diagnósticos masivos en los niños han derivado en prácticas que caen en la patologización y medicalización de la infancia.

…Por fin se decidió y en un bazar, todo esto y mucho más quiso comprar.
Quiero tiempo, pero tiempo no apurado; tiempo de jugar que es el mejor.
Por favor, me lo da suelto y no enjaulado, adentro de un despertador.
Quiero un río con catorce pececitos y un jardín sin guardia y sin ladrón.
También quiero para cuando este solito un poco de conversación.
Quiero cuentos, historietas y novelas, pero no las que andan a botón.
Yo las quiero de la mano de una abuela, que me las lea en camisón.
Marcha de Osias.
Maria Elena Walsh
Con estos términos no se cuestiona de manera generalizada el avance de conocimientos médicos que posibilitan la detección temprana de patologías ni las intervenciones terapéuticas que requieren del uso de una medicación adecuada, tampoco se pone en tela de juicio el desarrollo de la industria farmacéutica. Lo que se cuestiona es la invención de nosologías psiquiátricas sin sustento o fundamento y sobre todo el rotulamiento y etiquetamiento masivo a niños sin un análisis en profundidad que implique el reconocimiento de las nuevas infancias y el impacto de lo epocal en las modalidades de vinculación de los niños (Dueñas, 2012).
En ocasiones, en la clínica, se escucha que el niño por el que consultan viene portando un diagnóstico pre-establecido que obnubila toda posibilidad de encuentro y descubrimiento. Se presenta al niño como el que tiene TGD, TEA, ADD, hiperkinesia, autismo, entre otras tantas clasificaciones que se escuchan, pero cuando se presenta al niño desde un diagnóstico sin criterios claros o con criterios cargados de subjetividad, lo que se hace es patologizar.
Pertenecemos a una sociedad que otorga un poder y valor sumamente trascendental a la información, quien está informado pareciera que se encuentra en condiciones de superioridad ante quien carece de la primicia o no puede acceder a la misma. En el afán de informar, se publicitan anuncios y campañas que dan a conocer ciertos rasgos o conductas que deberían llamar la atención de las personas que están a cargo de niños. Los típicos dibujos que caracterizan al niño con autismo si bien tienen su parte benéfica, en su gran mayoría hace que los adultos empecemos a pensar como patológicas a algunas manifestaciones “normales y propias” de la infancia. La curiosidad, el movimiento, el gusto por la soledad, la timidez ante el contacto con pares pueden leerse como conductas problemáticas y caracterizarlas como negativas, cuando en realidad solo son estilos y elecciones de un modo de ser y estar.
Cuando se hace un diagnóstico sin asidero, basándonos en una sola observación o en las conductas del niño en un determinado ámbito o situación, lo que se hace es forzarlo a entrar en un cuadro nosológico (uno de los miles que propone el DSM) y este fenómeno tiene una consecuencia mucho más negativa cuando se considera que un modo de abordaje (para patologías que no son) es el recurso psicofarmacológico.
Expresiones de los niños dan cuenta de ello cuando relatan que “toman la pastilla para portarse bien o para hacer caso en la escuela”.
La medicalizacion implica un tratamiento psicofármacológico para problemáticas que no son de índole orgánica o neurológica, sino subjetivas.
Los pre-diagnósticos no provienen del ámbito de salud, sino que se gestan en el marco escolar y son los docentes quienes, con la intención de hacer el bien, llaman a padres y comentan que el niño tiene rasgos de autismo, hiperactividad o déficit de atención. Hablar un padre sobre a posible patología de un niño repercute fuertemente en su proceso de subjetivación, porque un diagnóstico en la infancia no es circunstancial sino constitucional, deja huellas indelebles en el discurso de padres que se cargan de información que no pueden metabolizar y en el niño que empieza a ser mirado e identificado desde una problemática, sin poder entender o analizar que ciertas manifestaciones de los niños tienen más que ver con cuestiones epocales que patológicas (Vasen, 2008).
Silvia Bleichmar planteba en el año 2001 que los niños que se presentan a la clínica tienen ciertas particularidades, que tienen dificultades para expresar lo que les pasa e inclusive se evidencia la dificultad para hacer síntomas, en el sentido psicoanalítico del término, como una formación de compromiso que exige de un trabajo analítico para develar el sufrimiento, los niños de hoy tienen serias dificultades en la simbolización y eso los lleva a conductas que tienen que ver con pasajes al acto, pero lo negativo es que estas conductas son leídas erróneamente como enfermedades de índole genética o biológicas que recorren el imaginario colectivo, y en realidad son niños que están hiper excitados, hiper estimulados cargados de información y excesos imposibles de metabolizar, pero si a este exceso a esta dificultad para controlarse le agregamos una pastilla como modo de terapéutica… evidentemente en algo estamos fallando.
Los mismos niños, en lugar de hablar de su malestar, empiezan a naturalizar la medicalizacion y dicen tomar pastillas para portarse bien en la escuela o para atender y desde este lugar les damos el mensaje de que evidentemente solos no pueden, cuando nuestro trabajo como docentes o terapeutas debería propiciar la palabra, la escucha, el interrogante, sacándolos del lugar pasivo de control que exige la escuela para amansar y controlar al que se sale de lo esperado.
En el año 2013, Gabriela Dueñas inicio una investigación para conocer cuáles son las concepciones docentes sobre el déficit de atención, dado que cada vez recibía más niños en su consultorio que venían con este rótulo desde la escuela… Al preguntar a los docentes si sabían qué quería decir déficit de atención, todos manifestaron que sí, preguntó entonces cuáles son los signos o manifestaciones de dicha patología y se encontró que aparecían apreciaciones tales como: “no terminan de copiar la tarea” , “tienen letra ilegible”, entre otras tantas que nada tenían que ver con la problemática. Consultó, entonces, de dónde obtenían la información y elaboró la hipótesis de que provenía de internet, sin embargo comprobó crudamente que la información realmente provenía de otro lugar, pues eran los equipos de salud mental o de orientación escolar los que brindaban estos datos en las capacitaciones que recibían los docentes. Evidentemente, la escuela quiere formarse para ayudar pero si solo reciben formación sobre cómo detectar algo que no es, lo que se genera es una desinformación que conlleva la deformación de un recurso que podría resultar valioso.
Deberíamos promover espacios de reflexión que nos lleven a ver que el alumno que no copia la tarea y parece no atender en la clase, sí atiende a lo que hablan los compañeros, a los videos de un celular o a los juegos del recreo.
Que un niño que no quiere relacionarse o que es tímido y se socializa de un modo particular no es necesariamente un autista.
Escuchar lo que nos dicen los niños sobre su situación en la escuela y ante la medicalización y cómo los hace sentir para analizar qué pasa con el sufrimiento psiquico.
Por qué no pensar que hay nuevos modos de ser niño en la actualidad y que estos modos no distan mucho de las experiencias que les propiciamos los adultos que los cargamos de responsabilidades, los institucionalizamos tempranamente, no somos coherentes, no podemos sostenernos con firmeza, etc. Hay nuevas infancias, diferentes, sí, pero no por eso patológicas.
Una gran encrucijada es que a veces los niños necesitan acompañamiento para poder tramitar y trabajar determinados sucesos que operan como sufrimiento psíquico, pero para acceder a un tratamiento algunas obras sociales solicitan que se certifique el diagnóstico, no al final del proceso, sino al inicio del proceso y en la infancia un diagnóstico no es algo sin injerencia en la historia personal, ¿cómo pensar la construcción de la identidad de un sujeto donde un diagnóstico aplastó de lleno posibilidades y atrapó a los padres en un cuadro de angustia?
Estas cuestiones, sin duda, ponen en jaque y vulneran los mismo derechos del niño, en primer lugar el derecho a la identidad, porque el hecho de que un padre o un docente presente al niño como add o autista marca un a priori antes de conocer al niño. Hoy se escucha a los docentes decir: “a mí este año me toco un add, a mi un autista”, como si fueran productos o cosas.
Y también sin duda un niño que es patologizado y medicalizado tiene vulnerado su derecho al juego o al jugar, como diría Calmens, porque la necesidad de múltiples tratamientos que, lejos de ser interdisciplinarios, son una sumatoria de profesiones, llevan a que el niño tenga la agenda completa con terapias de rehabilitación, de modificación conductual, entre otros, lo que le resta tiempo a lo más propio de la infancia que es el juego libre.
La propuesta es pensar en los nuevos modos de ser niño y dejar de lado la invención de patologías, abrir el diálogo para escuchar lo que realmente les pasa a los niños de hoy.

Natalia Blengino*
* La Lic. Natalia Blengino es Psicóloga Educacional. Directora del Instituto de Atención a la Diversidad “San Expedito”, Corrientes. Docente Universitaria de la Universidad de la Cuenca del Plata. E-mail de contacto: nataliablengino@hotmail.com
Bibliografía:
– Dueñas, Gabriela (2013): Problemas e intervenciones en la clínica. La patologizacion de la infancia. Noveduc.
– Dueñas, Gabriela (2014): La patologización de la infancia. ¿Niños o síndromes? Noveduc.
– Vasen, Juan (2007): Una nueva epidemia de los nombres impropios. Noveduc.

La Juguetería Hop´Toys lanza muñecos con Síndrome de Down para sensibilizar a grandes y chicos

La Juguetería Hop´Toys lanza muñecos con Síndrome de Down para sensibilizar a grandes y chicos

Recientemente la juguetería francesa Hop´Toys,  lanzó al mercado dos muñecos con rasgos del Síndrome de Down para que los niños los conozcan y los vean como personas a quienes se les debe dar “el mismo cuidado y amor que a cualquier otro”.

El nombre de los muñecos en español es Carla y Pablo, miden 38 centímetros y fueron creados por la juguetería Hop’Toys, conocida por diseñar juguetes de niños con discapacidad.
La cofundadora de Hop’Toys, Véronique Torres, dijo al portal francés MagicMaman (Mamá mágica) que cuando los niños jueguen con Carla y Pablo “no verán a un muñeco portador de trisomía 21, sino un lindo bebé al que le brindarán el mismo cuidado y amor que a cualquier otro”.
El síndrome de Down es una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra o una parte de él. Las células del cuerpo humano tienen 46 cromosomas distribuidos en 23 pares. Las personas con síndrome de Down tienen tres cromosomas en el par 21 en lugar de los dos que existen habitualmente; por ello, este síndrome se conoce como trisomía 21.
Torres resaltó que los juguetes también permitirán a los niños con Síndrome de Down jugar “con un muñeco o una muñeca que se parezca a ellos, con el cual podrán identificarse más fácilmente, algo que es esencial para el desarrollo del infante”.
Bryon Torees, profesor de educación especial, y su esposa Véronique crearon Hop’Toys en 1999 porque notaron que había una carencia de juguetes para niños con discapacidad.
Hasta la fecha han lanzado más de 2,500 productos para infantes con y sin discapacidad.

Crearon una aplicación para sordomudos con un avatar que "habla" en lenguaje de señas

La desarrollaron ingenieros y asistentes sociales del Oeste del Conurbano. Google los premió y ahora los apoya para que terminen de d...