Gino Tubaro: "Me di cuenta de que la tecnología podría ayudar a las personas y desde ahí no paré"


Gino Tubaro, el joven inventor que cambió la vida de más de 700 personas (Adrián Escandar)

Tubaro aprecia el impacto mediático, para que cada vez más gente se entere de la iniciativa (Adrián Escandar)
Gino Tubaro crea “manos de superhéroes”
El inventor ayudó a Owen a ponerse las manos y le enseñó actividades de la vida cotidiana
El pequeño de nueve años nació con una malformación genética y el caso llegó a Gino Tubaro, quien le brindó dos manos de “super héroe”
Su nombre se relaciona directamente con el espíritu de la solidaridad. Gracias a las prótesis que realiza a medida con impresora 3D, más de 700 personas sin brazos o manos pudieron mejorar su calidad de vida. Para esta Navidad, se disfrazó de Papá Noel y entregó prótesis de "superhéroes" a varios niños de Capital y el Gran Buenos Aires. La historia de Owen, el niño de 9 años al que Tubaro cambió la vida

Su nombre es Gino Tubaro, y apenas supera los 21 años. Aunque hoy su nombre resuena de manera constante gracias a sus increíbles acciones de solidaridad, él sigue considerándose "un simple pibe de barrio" que ayuda con su ingenio: crea prótesis a medida de manos y brazos para convertir a los niños en superhéroes.

El joven inventor es oriundo de Pompeya, y su labor tuvo un gran impacto mediático cuando cautivó la atención del ex presidente de Estados Unidos Barack Obama  y cuando realizó una aparición en el piso del programa de Marcelo Tinelli para ayudar a un niño de Salta que sufrió quemaduras a que tenga manos.

El impacto mediático sirve más que nada para que muchas personas que no conocen la iniciativa o piensan que deben pagar algo o que hay algún beneficio personal puedan informarse y hasta pensar en pedir una mano para algún conocido a través de la página".

"Es divertido y me asombra ver cómo la tecnología puede ayudar a las personas y cambiarles aunque sea un rato su vida", afirmó el joven. "Me sigo acordando de la primer mano que hice para Feli y de las 700 a las que llegamos a hacer junto con el equipo".

El impacto mediático sirve más que nada para que muchas personas que no conocen la iniciativa o piensan que deben pagar algo o que hay algún beneficio personal puedan informarse y hasta pensar en pedir una mano para algún conocido a través de la página".

"Es divertido y me asombra ver cómo la tecnología puede ayudar a las personas y cambiarles aunque sea un rato su vida", afirmó el joven. "Me sigo acordando de la primer mano que hice para Feli y de las 700 a las que llegamos a hacer junto con el equipo".


"Todo empezó cuando una vecina le mandó un mensaje a Gino a través de su página de Internet, contando la situación de Owen. Le enviamos fotos y medidas y luego de un tiempo lo teníamos vestido de Papá Noel en la puerta, listo para sorprender al nene y pasar el rato", afirmó muy entusiasmada Silvia, quien reside en el barrio porteño de Pompeya. "Él está muy feliz, aunque de vez en cuando me pregunta por qué nació con las dos manos así".

"Owen estaba emocionado de que Gino haya ido vestido de Papá Noel junto con sus elfos y que estén ahí para ayudarlo", dijo Silvia, quien resaltó todo el tiempo que Owen es un chico independiente, aunque estas prótesis sin uda mejorarán su calidad de vida: "Le enseñaron a lavarse los dientes con sus nuevas manos, a mover los dedos, a agarrar un vaso, los cubiertos, a realizar actividades cotidianas que, aunque mi hijo las sabía hacer sin esas manos, de a poco se irá acostumbrando".


El pedido de Owen lo teníamos hace mucho. Lo que pasa es que fue tal el éxito y repercusión que tenemos que vamos solucionando a medida que pasa el tiempo y podemos. Con el objetivo de la Navidatón pensamos pasar por las casas de las familias asignadas y también la idea era pasar un poco el tiempo con ellos, enseñarles cómo funcionan, la movilidad, pasar un tiempo de calidad con sus familias y conocerlos", afirmó Tubaro.


El pequeño Owen, que va a tercer grado en un colegio de Parque Patricios, esperaba con ansias la llegada del inventor y preguntaba: "Mamá, ¿hoy viene Gino?". "Lo recibimos en la casa de mi hermana y el nene estaba inquieto, sabía que algo iba a pasar", contó la mamá de Aquino, quien aseguró que al ser un chico muy querido en el barrio, la familia no era la única que estaba presente, sino que se encontraban los vecinos y amigos de Owen.

Owen y Gino tuvieron un encuentro en Pompeya en donde compartieron un momento de felicidad que acompañará a Owen toda su vida.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CURATELA Y JUICIO DE INSANIA ( en el Cod.Civ. Argentino)

Programa Federal de salud :PROFE

Acompañante terapéutico o asistente domiciliario: derechos