lunes, 8 de octubre de 2018

Crearon un automóvil para personas con discapacidad

Cinco chicos trabajaron desde principio de año para crear un rodado para personas que usan sillas de ruedas. Se presentaron en la Feria de Ciencias y clasificaron a la instancia final.
Mauro Frías, Julián Gómez, Agustín Alaníz, Tomas Martín y Kevin Alaggia son alumnos de sexto año de la Escuela Técnica N°37 "Ingeniero Gemán Ave Lallemant" de Juana Koslay y creadores de “Auto Dec” (por sus siglas en ingles Driving Eco Chair), un automóvil para personas que usan silla de ruedas que además es amigable con el medio ambiente.
Los cinco muchachos comenzaron a planear su proyecto para la Feria de Ciencia a comienzo de año y el taller de la escuela fue el lugar de encuentro, inspiración y creación para el grupo de inventores que con la ayuda del profesor de Taller de Electricidad y Electrónica, Alejandro Pérez, y la docente de Biocombustible, Evangelina Pardo, detectaron que en San Luis no existía ningún auto para personas que usan silla de ruedas. Fue así que comenzaron a trabajar en  el prototipo “Auto Dec”.
Agustín comentó que el primer paso fue realizar los prototipos y para eso utilizaron el programa de dibujo y moldeado AutoCAD. Luego para avanzar en la construcción tuvieron que aplicar también los conceptos aprendidos en otras materias como Energía Solar, Máquinas Eléctricas e Inglés Técnico.
La conjunción de los conocimientos del equipo de creadores dio resultados y en julio el prototipo estaba casi finalizado. El vehículo fue construido en equipo y los detalles muestran el trabajo, preciso, minucioso y detallista del grupo.
La parte posterior del rodado tiene una puerta que al bajarla se convierte en un rampa, que permite al conductor subir con la silla de ruedas. Además cuenta con un manubrio muy parecido al de una bicicleta, tiene un freno al alcance y como en cualquier auto esa acción enciende la luz de stop. “Cuenta con un tablero envolvente como en un camión. A mano derecha están las teclas de las luces”, señaló Agustín.
Además le instalaron un baúl y un sistema de música que puede manejarse desde el celular, también cuenta con una bocina, luces de giro, llave de contacto y cuando la persona desea bajar cuenta con dos palancas, las mismas, que permiten que la silla no se mueva cuando el auto está en movimiento.
Estos detalles no son todos, los alumnos además quisieron que el auto se amigable con el medio ambiente y colocaron paneles solares en el techo, aseguran que la baterías tienen una duración de hasta tres horas.
Para presentarse en la Feria de Ciencia de la Región Educativa I tuvieron que trabajar a contra reloj y usar su ingenio para terminarlo con los materiales que tenían. "En principio la idea era que la estructura sea de fibra de vidrio para que no sea tan pesada, pero lo tuvimos que hacer de chapa", resaltó Agustín.
Sin embargo, el conjunto fue exitoso y el jurado de la Feria de Ciencia reconoció el proyecto de los jóvenes y pasaron a la etapa provincial.
Agustín resaltó que los resultados fueron gracias a la unión y el trabajo en equipo. "Ahora nos encontramos en un proceso de mejora, siempre encontramos algo que arreglar. Estamos sin presupuesto, pero vamos hacer todo lo que podamos", agregó el alumno.
El objetivo para la próxima etapa es que la puerta sea eléctrica lo que permitirá que la persona que use el automóvil tenga aún más independencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Yanina Martínez cierra el año como número uno del mundo

La atleta rosarina culmina este 2018 como la más destacada en los 100 y 200 metros categoría T36. En 2016 se colgó la medalla de oro y ...