jueves, 28 de abril de 2022

LA PRIMERA PELÍCULA DEL MUNDO FILMADA SÓLO CON ACTORES CON DISCAPACIDAD ES ARGENTINA Y PUEDE GANAR UN FESTIVAL





“Se puede (la película especial)“ es una sátira protagonizada por personas con hemiplejia, síndrome de Down, autismo y ceguera, entre otras discapacidades. Se hizo sin financiamiento del INCAA y puede ser nominada como “mejor película” en el Festival de Cine y Música de México a realizarse en mayo

“Está realizada íntegramente por personas con discapacidad y es única en el mundo por su contenido y sus características técnicas”, cuenta orgulloso Claudio Rey, director, guionista y productor de la película de casi 24 minutos que invita a revivir el cine de principios del 1900: en blanco y negro, imagen envejecida, en cámara semi rápida y mudo.

No hubo un guion previo sino personas a las que invitó a actuar y para cada una nació un personaje y una historia acorde a sus potencialidades. Aunque fue filmada entre 2016 y 2019, el proyecto nació en él hace unos 30 años cuando su hijo Gustavo comenzaba la vida escolar.

Al ser completamente inclusiva, esta película cuenta con una audiodescripción para personas ciegas. Todo esto hizo que Teresa Parodi, cuando estaba al frente de la cartera de Cultura de la Nación, la declarara de Interés Cultural.

La historia de una película

Rey es de Villa Luro. Allí vive con su familia, produce y realiza contenido para su canal de YouTube, Integrándonos TV, donde aborda temas de discapacidades.

Comenzó a hacerlo cuando, como papá de un nene con síndrome de down, notó la discriminación social alrededor y apostó por hablar sobre ello, contar el mundo de la discapacidad y también a buscar las potencialidades y mundos por explorar que estas personas tenían.

Cuando mi hijo tenía 5 años comenzó la escuela y yo a conocer qué era la discriminación en cuanto a la discapacidad, ahí comenzó mi inquietud por el tema y mi deseo de apoyar la causa. Encontré apoyo en China Zorrilla, con quien logramos, por ejemplo, que se hiciera la primera rampa en el ingreso a Casa de Gobierno, no recuerdo el año... Hasta ese momento, una persona en silla de ruedas no podía llegar hasta la mesa de entrada para dejar un papel. Como consecuencia surge la idea del programa en canales barriales y comencé a relacionarme con las distintas ONG y personas relacionadas con la discapacidad”, revela. Le siguió unos programas de radio y luego inició el proyecto aún vigente.

Ya inserto en la difusión de la discapacidad, Rey volvió a una vieja idea: hacer una película con personas que tengan discapacidades, no actores que los recreen y que no sean algunos pocos sino la totalidad del elenco.

Así, convocó a su hijo y algunos de sus amigos. “La película que tenía en mente era de 80 minutos, pero no pude hacer más de 23′55′' porque no me alcanzaba la plata y el INCAA no me ayudó en nada, y eso que pedí ayuda muchas veces hace unos cinco o seis años. Incluso, mandó a ver quince productoras cinematográficas, llegué con el guion bajo el brazo y las quince me rebotaron, entre ellos estaba el actual presidente de la entidad, Nicolás Batlle”, asegura.

Aún molesto por esa situación, sigue: “El INCAA era el organismo que podría haberse comprometido con el proyecto, pero no tuvo en cuenta que Argentina tiene legalmente registrados mas de 8 millones de personas con discapacidad que todos los días lucha por su integración social en todos lo ámbitos. Yo tomé la iniciativa de intentar incluirlos en un rubro que está prácticamente vedado para ellos, la cinematografía”.

No bajó los brazos. Comenzó a analizar las películas argentinas y de otros países. “Vi que incluían una dos o tres personas con discapacidad, cuatro, como mucho, y me dije: ¿Por qué no hacer la película con todo el elenco de personas con discapacidad?... Y reuní a 17 personas con diferentes discapacidades, porque hay todo tipo de patologías”.

El proyecto ya estaba en marcha. “Hubo mucho trabajo, mucho ensayo, horas para explicarles qué tenían que hacer. Tardamos años y cada día de filmación fue una experiencia maravillosa”, dice.

La sátira, cuenta su sinopsis, es un encadenamiento de escenas unitarias “al estilo del los mejores sketches (de un poco más de un minuto cada uno) de los tiempos en los que se conjugan la creatividad, la técnica, la actuación, el talento pero, sobre todas las cosas, el amor por la vida de nuestros semejantes”.

El objetivo de hacerla, y su nombre, es demostrar que una discapacidad no es limitante y que todas las personas pueden ir al cine a verla o a escucharla porque pensando en las personas ciegas, también se grabó una descripción en audio que escucharán por medio de auriculares.

*La película ya puede verse en la plataforma www.filmsongo.tv para que el público también la pueda votar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA CRISIS DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y LA PÉRDIDA DE LA EDUCACIÓN INCLUSIVA

Diferentes organizaciones de padres con niños con discapacidad advierten sobre los problemas para encontrar escuelas y una educación verdade...