martes, 29 de septiembre de 2009

Discapacidad y ancianidad

El pasado 21 de septiembre se celebraró el Día Mundial del Alzheimer, una de las principales discapacidades producto de la edad, evento que año con año busco crear conciencia sobre esta enfermedad, y en esta ocasión se encuentra enfocado hacia la preparación de la vejez, puesto que el envejecimiento en la sociedad se ha convertido en el futuro inmediato de la población debido a la disminución de los nacimientos y al incremento en el promedio de sobrevida.
La esperanza de vida en hombres es de 72.9 años, mientras que en las mujeres es de 77.6 años. En el 2000, a nivel nacional se identificaron 1 millón 795 mil personas con discapacidad. La pirámide poblacional, muestra que la discapacidad se hace más presente conforme se incrementa la edad y los hombres superan a las mujeres hasta los 64 años, a partir de los 65 años, las mujeres presentan proporciones mayores.
Así, aunque las mujeres tienen una mayor esperanza de vida, también tienen mayores probabilidades de adquirir alguna discapacidad durante la vejez.
Las discapacidades se agrupan en: motriz, visual, mental, auditiva y del lenguaje.
La importancia de estar preparados para la vejez,radica en que no sólo implica enfrentar un deterioro físico, sino aspectos diversos como dependencia de terceros para el cuidado diario, pérdida de una pareja, obtención de recursos económicos, soledad, entre muchas otras situaciones.
El deterioro físico y mental genera una barrera social lo que muchas veces puede llegar a depresión.
La necesidad de conocer los cambios más frecuentes que vive la familia de un adulto mayor y como enfrentarlos; cuales son los principales padecimientos y enfermedades que se presentan y como prevenirlos; los cambios en los estados de ánimo, y de personalidad; la mejor manera de comer y los ejercicios adecuados a la edad y condición; las características de su casa y de su entorno que convienen así como las organizaciones civiles e institucionales donde acudir y participar; sus derechos familiares y como ciudadano, donde y como obtenerlos y, por supuesto, como enriquecer su sentido de vida. Se comentó que sin duda alguna, los avances en la investigación genética, biológica, y química de la medicina en estas últimas décadas han facilitado la prolongación de la vida de los seres humanos.
Por lo que este aumento progresivo de las expectativas de vida se convierte en un gran desafío para la sociedad actual y su forma de envejecimiento para mantener la mayor calidad de vida posible con el paso de los años, por lo que se enfatizó en realizar arreglos sociales para atender a las personas mayores y/o que estas se valgan por si mismas el mayor tiempo posible, logrando así un proceso de envejecimiento exitoso.
Esta misión concierne al adulto mayor, la gente que lo rodea ya sean familiares o algún cuidador especializado. Los médicos a los que acuden y el esfuerzo del Gobierno, Sociedades Civiles, partidos políticos, etc.; por generar una cultura de respeto y cuidado hacia las personas de la tercera edad.
Por ello,los esfuerzos de concientización sobre una discapacidad mental que aumenta el numero de casos cada año, es la demencia llamada Alzheimer, una de las más comunes
Hoy día se cuenta con medicamentos anti-demencia que desaceleran el avance de la enfermedad de Alzheimer y permiten mantener por más tiempo las actividades diarias. El medicamento contribuye a mantener la independencia de la vida de cada día –vestirse, salir o tener cuidado de la higiene personal- lo mejor que sea posible. Esto representa un enorme alivio tanto para el paciente como para los cuidadores y familiares.
Lo más conveniente es que el tratamiento se inicie en las primeras etapas de la enfermedad, y no interrumpir la terapia.
Desafortunadamente aún no existe cura para la enfermedad, sin embargo los fármacos actuales pueden retrasar el deterioro del paciente, factor de suma importancia tanto para el paciente como para sus seres queridos. Incluso, los medicamentos modernos permiten al paciente llevar a cabo actividades cotidianas, lo que les ayuda a su autoestima y a disminuir la depresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...