miércoles, 15 de enero de 2020

KEKI, EL PRIMER BOMBERO CON SÍNDROME DE DOWN DE CÓRDOBA


Resultado de imagen para Pablo Ezequiel Echenique
Resultado de imagen para Pablo Ezequiel Echenique
Pablo Ezequiel Echenique es huinquense y recibió su título el fin de semana. Además de ser referente en la provincia, es el segundo integrante de un cuartel con su condición en el país
Pablo Ezequiel Echenique (38),  quien en Huinca Renancó es conocido como Keki, tiene síndrome de Down, pero para él parecen no existir barreras y una vez más sorprendió a todos al lograr su meta: convertirse en bombero  de la localidad.

 El pasado sábado se llevó a cabo en el cuartel local una gran cena familiar en la que se entregaron los certificados oficiales otorgados por la Federación de Bomberos de Córdoba a recibidos. Entre ellos figuraba Keki: el primer bombero con síndrome de Down de la provincia y segundo a nivel nacional.

 El grupo de nuevos integrantes  quedo conformado por Diego Maldonado, Patricio Carrizo, Manuel Abatedaga, Joaquín Suárez, Francisco Holi y Ezequiel Echenique.

Desde el 2015, Keki realiza actividades en el cuartel y la idea de hacer el curso surgió de él mismo.

Una situación que no pasó desapercibida fue que cuando finalizó la capacitación todos salieron llorando del cuartel y era porque minutos antes Keki los había reunido para darles un mensaje de aliento. Fue un momento especial para sus compañeros, quienes aseguran que sus gestos espontáneos, cálidos y solidarios se convierten en un ejemplo a seguir.

César Liendo, uno de los instructores de aspirantes a bomberos, afirma que el flamante miembro del cuerpo activo es “sencillamente extraordinario”. “Keki es una persona que nos sorprende día a día. Nos llevamos una grata experiencia de parte de él; pensé que iba a ser un poco más sumiso, que no iba a interactuar, pero fue todo lo contrario”, señala al medio Cabledigital.

Según relata, desde el primer momento Ezequiel tuvo en claro que quería ser bombero. “Tomaba sus apuntes, traía los trabajos prácticos hechos y aprobó el curso de psicología. Yo tuve contacto con la coordinadora del curso, quien nos dijo que estaba muy contenta porque se superaron las expectativas por las ganas que le ponía Keki para aprender y trabajar en equipo, entonces estas cosas te llenan de orgullo”, manifiesta.

 Cabe agregar que para realizar la capacitación hay que superar diferentes etapas en distintos rubros teóricos y prácticos.

“Para Keki no hay barreras”

Desde chico tener síndrome de Down nunca fue un impedimento para Keki, quien es conocido en toda la localidad. Tiene cientos de amigos, realizó el secundario en el Ipet 52, es fanático de Boca y del equipo local Nelson. Actualmente desarrolla diferentes actividades de la Secretaría de Cultura del Municipio local, pero lo de ser bombero siempre estuvo como meta a alcanzar, al punto tal de que comenzó a ir al cuartel por motu proprio desde el 2015 para darle rienda suelta a su sueño.

Puntal dialogó con la hermana de Ezequiel, Soledad Echenique, quien es docente y resalta que para la familia Keki es un orgullo y que cuando se propone algo “es imparable”.

“Siempre está proponiéndose objetivos nuevos. Entre esos objetivos se propuso ir a colaborar al cuartel y ahí surgió la posibilidad de hacer el curso. Es como que no hay barreras para él, cuando cumple una meta ya empieza a proponerse una nueva. Ahora va a tener que hacer cursos de otros niveles en Bomberos”, comenta. “La idea de ir surgió de él. Desde el grupo le preguntaron si quería empezar el curso porque era muy duro, hay que estudiar y hacer prácticas. Inmediatamente dijo que sí y ahí empezó todo. Los bomberos instructores tuvieron que capacitarse también para tener a Keki”, precisa.

Asimismo, destaca que tuvieron muy pocas trabas a nivel provincial para concretar el anhelo de su hermano. “Estaban muy preparados para esto”, manifesta y agradece a los integrantes del cuerpo activo por el excelente trato que le brindaron.  

“Estoy muy orgullosa de él, le pone muchas ganas a todo lo que hace y se compromete mucho. Tiene mucha fuerza para hacer las cosas, un ejemplo de perseverancia y de lucha. Más allá de lo que le digamos nosotros o Norma (la mamá), con lo que se propone es imparable, va para adelante. En esto tuvo mucho apoyo del cuartel y de sus compañeros en el curso de aspirantes, donde era uno más”, recalca.

En la comunidad huinquense Keki es muy conocido y se mueve solo para todos lados. “Nosotros decimos que todos lo cuidan, lo protegen, no sólo somos nosotros, la familia”, admite Soledad.

Por su parte, Keki resalta el vínculo que se generó con sus colegas y expresa: “Son muy buenos y nos hicimos amigos. Quiero saludarlos a ellos y a todos los bomberos”.

El flamante integrante de la institución posa en la foto con su traje y, junto a sus compañeros, ahora ya es miembro oficial del cuartel.     

En el grupo de aspirantes todos tienen muy presente que durante el curso era uno de los que más empujaban para hacer los trabajos y en base a su esfuerzo y dedicación Keki bajó una barrera más. Una traba menos para imaginar una sociedad más inclusiva.

Fuente: El puntual

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA JUSTICIA PORTEÑA ORDENO LA COBERTURA DE UN COSTOSO REMEDIO A UNA NIÑA CON DISCAPACIDAD

La Justicia porteña en turno ordenó al GCBA que arbitre los medios necesarios para garantizar una medicación en favor de una niña con dis...