lunes, 4 de febrero de 2013

En Franja de Gaza Se inauguró un restaurante atendido por personas sordas

Esta sorprendente iniciativa inclusiva, tiene como marco una de las zonas con conflictos sociales más severos del mundo: la franja de Gaza. Se trata de un restaurante creado por la asociación Atfaluna Society, una apuesta comercial creada con la ayuda de la Fundación Drosos de Suiza, donde los camareros y cocineros utilizan el lenguaje de señas para comunicarse y que espera poder romper con los prejuicios y las barreras.

El restaurante “Atfaluna”, dirigido y administrado por personas sordas, aspira a construir una sociedad más inclusiva y donde las personas con discapacidad puedan desarrollar todo su potencial, en la región Palestina más compleja, atravesada por duras tensiones territoriales y un cerco que la aísla y la condena a la marginalidad.
A pesar de que los camareros sólo utilizan el lenguaje de signos, los huéspedes son invitados a señalar sus selecciones en el menú y dejarse comunicar por una forma espontánea de comunicación que los organizadores esperan pueda romper prejuicios de una manera divertida y de mutuo descubrimiento.
Ayat Imtair, supervisora del restaurante, relató a la agencia Reuters que todo el personal debió atravesar seis meses de entrenamiento en equipo y confía en que el servicio logre desarrollarse sin problemas y atraer al público comensal. “Este es un llamado a la comunidad y una oportunidad de trabajo para las personas sordas, para ayudarles a comprometerse con la comunidad”, afirmó.
Veinte años atrás, las actitudes palestinas hacia las personas sordas eran muy negativas, según Naeem Kabaja, director de Atfaluna Society, la sordera era percibida por muchos como una discapacidad mental. “Pero hemos sido capaces de cambiar eso y desde entonces todo ha mejorado. A través de nuestro trabajo, la difusión de la lengua de signos y las actividades inclusivas, se está creando una conciencia pública acerca de esta discapacidad”, manifestó.
Aun así, Kabaja reconoció que muchas personas sordas aún tienden a alejarse del compromiso con la sociedad por temor a los obstáculos de comunicación. Pero esperan que a partir de proyectos como éste, la situación comience a revertirse.


1 comentario:

  1. Qué bueno!!! Me agrada esta noticia, ojalá se siga este ejemplo en todos los lugares del mundo.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Una historia de perseverancia: cómo Isabelle se convirtió en campeona en trampolines sin sus extremidades

La galesa Isabelle Weall, de 14 años, se consagró campeona nacional en trampolín y, a través de las redes sociales, se convirtió en una...