martes, 23 de julio de 2013

Conseguir trabajo, una odisea para personas con discapacidad


Existen planes promocionales para empresas, pero pocos acceden al empleo formal. En dos años, se generaron en el país sólo dos mil puestos por programas de la Nación.

Villa María. La inserción laboral de personas con discapacidad, sobre todo en el ámbito privado, parece casi una misión imposible. A pesar de la existencia de programas temporales específicos que otorgan beneficios a los empleadores, es excepcional la contratación de personas con capacidades diferentes. El desconocimiento, el temor a siniestros y cierto componente de discriminación son señalados como obstáculos para lograr una mejor integración.

Según estimaciones del Ministerio de Trabajo de la Nación, bajo sus programas se emplearon en todo el país unas dos mil personas en los últimos dos años, una cifra baja en relación con la población específica. No brindaron datos desagregados de Córdoba. Según el Censo 2010, en esta provincia hay 402.512 personas con discapacidad. Datos del Indec indican que el 81 por ciento tiene entre 15 y 64 años.

El director de Promoción de la Empleabilidad de Trabajadores con Discapacidad del Ministerio de Trabajo de la Nación, Carlos Jordan, brindó un taller en Villa María destinado a instituciones y empresas. Sólo dos representantes del sector comercial asistieron.

Según planteó, hay falta de conocimiento y miedo por parte de empresarios a contratar. Asegura que la siniestralidad del trabajador con discapacidad “es ínfima, casi inexistente” porque son personas “muy cuidadosas de sí mismas, que no se exponen a tareas riesgosas”. A la vez, acotó que subsiste “una cultura de discriminación en algunos sectores”.

De la Nación existe un programa que da a cada empleado contratado un pago de 2.300 pesos mensuales por un año, y el empresario accede a descuentos impositivos sobre ese personal de hasta el 70 por ciento. Otra variante son los programas de entrenamiento, más cortos, sin cargo para el sector empresario, salvo el pago de una ART. Todos los casos son evaluados previamente por las oficinas de empleo existentes en numerosas ciudades, vinculadas con la Nación, según la capacidad y perfil laboral de la persona.

En la Oficina de Empleo de la Municipalidad de Villa María coinciden en que no es fácil la integración. En esta ciudad, se ubicaron unos 20 puestos para personas con discapacidad entre el municipio, la Universidad Nacional de Villa María y Asistencia Pública. Una experiencia en el sector privado no cumplió todas las expectativas.

Empleo Joven (de la Nación) y Primer Paso (de la Provincia) son programas a través de los que también se incorporan algunos casos. En el sector público existe la ley que fija un cupo del cuatro por ciento de empleabilidad para personas con discapacidad, pero en muchos casos no se cumple.

Compromiso familiar. Rubén Aguiar es padre de un joven con discapacidad de Villa María y sostiene que es necesario mayor involucramiento de las familias. “No van a venir a golpearnos la puerta para ofrecernos un trabajo”, advierte. Entiende que el cambio pasa por informar a los empresarios que hay programas que les dan beneficios impositivos, aunque reconoce que existe cierto temor basado en el desconocimiento. “Hay que luchar contra la discriminación, entender que todos tenemos una discapacidad”, sostiene.

Opciones

Datos. Según el Censo 2010, en Córdoba hay 402.512 personas con discapacidad. Ocho de cada 19 tienen entre 15 y 64 años.

Programas. En www.trabajo.gov.ar/discapacidad/programas.asp hay un listado de programas de la Nación para la integración laboral de personas con discapacidad. Hay programas para el sector público y el privado, y para trabajadores independientes.


Fuente: La Voz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No quiso pasar la cuota alimentaria de su hijo discapacitado y ahora deberá pagarle a la madre $ 160.000

La justicia de Necochea entendió que fue un caso de violencia de género Una mujer deberá cobrar $160.000 luego de que el hombre con e...