viernes, 27 de octubre de 2017

Meg y Brett, la historia de un amor que creció ante una tragedia

A pesar de los intentos de Brett de dejar a su novia, ella siempre estuvo a su lado ( Facebook Meg Alexander)
Mey y Brett iban a contraer matrimonio en diciembre, sin embargo, en su festejo de compromiso un accidente les cambio la realidad (Facebook Meg Alexander)

Finalmente pudieron festejar su matrimonio y hoy son una pareja feliz (Facebook Meg Alexander)
Meg Alexander y Brett Grenhill iban a contraer matrimonio cuando todo dio un giro inesperado. Un ejemplo de cómo los malos momentos pueden fortalecer una relación

 Meg Alexander y Brett Grenhill iban a casarse a fin del año 2016, pero en su último fin de semana como novios, algo inesperado cambió el rumbo y la vida de la pareja para siempre.

La pareja eligió el destino de la playa de Naples, en Florida, rodeados de sus íntimos amigos y familiares en donde decidieron festejar su fiesta de compromiso para una semana más tarde contraer matrimonio. Sin embargo, esto no pudo suceder ya que Brett tuvo un terrible accidente que lo dejo paralizado del cuello para abajo.

Según lo narrado por Brett al sitio People, él se encontraba jugando fútbol con sus amigos en la playa, cuando quiso ir a nadar y fueron pocos los segundos en donde todo se torno peligroso para este futuro esposo.
Brett comenzó a flotar en el agua de manera extraña e incluso su novia Meg pensó que todo se trataba de una broma de mal gusto de parte de su novio, pero cuando transcurrieron unos minutos se dieron cuenta que en realidad no lo era.

Meg intentó sacarlo del agua, pero tuvo que pedir ayuda a sus amigos por la fuerza que tenía que hacer, fue entonces que se dieron cuenta que se encontraba paralizado del cuello para abajo, sin poder mover su cuerpo y lo único que hizo el joven en ese momento fue decirle a su novia que lo sentía mucho y que la amaba.

A los pocos minutos, los invitados de la fiesta de compromiso, se movieron rápidamente para que Brett pudiera recibir atención médica. Lo trasladaron al Hospital Lee Memorial. El diagnóstico no era bueno y los doctores determinaron que la causa de todo esto es que Brett se había golpeado la cabeza con un banco de arena mientras nadaba.
A pesar de que el panorama no era el mejor, los resultados no eran definitivos y aún quedaba esperanza para el novio ya que el chico se sometió a una cirugía para remover fragmentos de vértebras dañadas que se alojaron en la médula espinal y esto mejoro un poco su diagnóstico.

A raíz de lo sucedido el novio le pidió a Meg, que por favor se vaya del lugar y que disfrute su vida, de ninguna manera la futura esposa aceptó y se quedó a su lado mediante la larga recuperación.

Fue así que la pareja inició una campaña para recaudar fondos y así cubrir los gastos médicos y además para que el paciente tenga la mejor rehabilitación en Atlanta.

Después de nueve meses de trabajo físico, Brett logró recuperar parte de su movilidad, ya puede mover parte de los brazos y las muñecas y su siguiente meta es pasar de una silla de ruedas automática a una manual. Según los especialistas no quedó cuadripléjico completamente y hay posibilidades de que gane más movimiento en un futuro.
Fue gracias a los avances en rehabilitación del novio, pudieron contraer matrimonio en septiembre y así sellar su lazo.

"Ha sido una montaña rusa, hay días buenos y días malos, pero la gente me recuerda que es solo el inicio de un viaje a largo plazo", dijo Brett a People mientras que Meg afirmó que lo considera como un obstáculo que no los va a detener.

Hoy son un matrimonio feliz, luchando constantemente contra esta vuelta de destino y esperando a agrandar la familia con ansiedad ya que Meg también dijo que es su deseo más grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En 36 horas, 50 profesionales del Hospital Garrahan realizaron 5 trasplantes

Cirujanos cardiovasculares, cirujanos hepáticos, nefrólogos, terapistas, instrumentadores, técnicos, enfermeros. Más de 50 profesional...