domingo, 7 de agosto de 2011

El Bolson - Se aprobó Ordenanza que regula uso de perro guía

La nueva norma, reglamenta que los espacios públicos o privados de uso público, deberán permitir el ingreso de personas ciegas con perros lazarillos.
Tal como lo habíamos anunciado hace unos días, el proyecto que trababan los concejales fue aprobado por unanimidad en la Sesión de ayer, y de ese modo, las personas ciegas que se desplacen por la ciudad, sean residentes o turistas, tendrán derecho de ingresar en los espacios públicos o privados de uso público, lo mismo que viajar en el servicio público de transporte si se encuentran asistidas por un perro guía.
La norma fue discutida en función de la condición turística de la ciudad, aunque, el alcance, particularmente llega a todas las personas y en particular a los residentes.
La iniciativa del edil del PPR, Miguel Gotta, tiende a formar un conjunto de normas que promueven la accesibilidad en la ciudad.
En diálogo con Ruta 40, Gotta señaló que “esta medida como otras, tiende a mejorar íntegramente la calidad en la atención de toda la ciudad. Habrá lugares que se caractericen como accesibles y otros que no, pero, desde el Estado, debemos contribuir a que toda la ciudad se encuentre en tal condición”.
“Es cierto que existen muchas deficiencias en tal sentido y que hay quienes no pueden desplazarse en una silla de ruedas. Sin embargo, la construcción es lenta pero no la podemos olvidar y cada paso debe tender a mejorar en todos los aspectos.
Se entiende que la accesibilidad es uno de los componentes de la calidad y nuestro municipio debe prepararse para recibir un público más selecto, en cuanto a las exigencias, y además, una afluencia mayor, teniendo en cuenta el desarrollo que se espera para el cerro Petito Moreno. No obstante, no se debe perder de vista que el turismo accesible es un recurso muy importante en lo que hace a los distintos segmentos y podría ser también, una de las características de nuestro Municipio”.
Cartas en BrailePor otra parte, Gotta comentó que “en los próximos días, presentará un proyecto de Ordenanza para que en los locales de atención al público, tipo restaurantes y cafés, se disponga de al menos una carta de precios en idioma Braile. También, indicó que la iniciativa buscará que esas cartas cuenten con escritura “macroletra”, es decir, signos grandes, lo que permite que sean leídas por personas con dificultades visuales”.
“El sistema Braile facilitará la lectura a muchas personas ciegas, aunque, es sabido que no todos leen el idioma, aún cuando son ciegos. De ese modo, con el Braile y con los textos en macroletra, avanzaremos un paso entre nada, que es lo que tenemos hoy y lo que pueda surgir como demanda”.
Gotta señaló que “hay muchos aspectos que pueden hacer que una ciudad sea accesible y que no necesariamente dependen de las transformaciones edilicias”.
“Las barreras, que por lo general se las indica como arquitectónicas, suelen ser más severas cuando son sociales. Cuando tenemos indiferencia o cuando decimos que abrimos nuestra ciudad (es lo que se indica al caracterizarnos como municipio turístico), pero, restringimos el ingreso, por ejemplo, a una persona ciega. Hoy, en el mundo, en los sitios turísticos se buscan las formas para que cada circuito pueda ser recorrido por cualquiera, sin importan si tiene una discapacidad o si es una persona convencional. Eso se ha logrado gracias al criterio de inclusión y a la decisión de los Estados por mejorar sus ofertas”
Fuente: 40sur

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Voto accesible: todo lo que hay que saber

Las personas con algún tipo de discapacidad tienen derecho a todo lo que significa accesibilidad electoral. Qué hay que saber y cuáles ...